Famosos que se casaron y no lo sabías

Los matrimonios a veces entre los famosos están envueltos en polémica; en ocasiones  se dice que se hacen para relanzar la carrera de dos actores en Hollywood que se encuentran en un momento bajo.  Por ello, muchas veces muchos se discuten, otros tanto pasan desapercibidos en el tiempo y no se recuerdan que hubo un tiempo en que dos famosos mantuvieron un idilio por muy olvidado que parezca.

Algunos duraron tan poco que casi compiten con Alberto Isla y Techi en el record Guinness a matrimonio menos duradero.  En este vagón podrían subirse Bradley Cooper Y Jeniffer Esposito que sellaron su boda en 2006 y menos de doce meses después estaban yendo a un abogado para poner fin a su relación. Al actual novio de Irina Shayk igual le duró más su resacón en Las Vegas.

Quienes sí estuvieron un tiempo más, aunque con la posterior relación de él pareciera que no duraron nada.  Y es que a Brad Pitt y Jeniffer Aniston su época en Friends les llevó a encontrar el amor. Luego a Pitt coincidir con Jolie en un rodaje le desveló el auténtico amor. Ella también tuvo uno de esos matrimonios que casi están olvidados, hasta se borró su tatuaje de amor a Billy Bob Thorton.

El divorcio exprés era más qu habitual

Pero no sólo de actores iban a existir los romances, también en la dirección, ya que James Cameron y Kathryn Bigalow fueron marido y mujer durante dos años. Cuentan que competían a ver quién iba a ganar más Oscar.

El tiempo que los directos estuvieron juntos es una eternidad si se compara con Drew Barrymore y su etapa de casada con el canadiense Tom Green. De julio a diciembre de 2001. Es que la Navidad no les gustaba pudieron argumentar.

Mucho más mantuvieron juntos, los que hacían la gran pareja de inicios de los 90: Richard Gére y Cindy Carwford enamoraban a todos y a ellos mismos durante cuatro años. Lo suyo no acabó a los Pretty Women.

En los 90 también, pero con un duración record en cuanto a lo poco que se mantuvieron juntos fueron Dennis Rodman y Carmen Electra. A los nueve días andaba el ex de los Bulls pidiendo la nulidad. Cogió rebotes con menos celeridad que lo que tardó en firmar su divorcio.

Otro deportista que en los 90 tuvo un matrimonio con una actriz famosa fue Andre Agassi cuyo amor con Brook Shields se prolongó dos años hasta que poco después él encontró el amor en el tenis. No en el juego, sino en Steffi Graf.

El binomio deportista-actriz funcionó hasta cierto punto

Aunque sin duda uno de los matrimonios que más llamó la atención y que tan olvidado parece ahora fue el que mantuvieron Sean Penn y Madonna. Formaban una gran pareja (dos grandes en sus profesiones) pero el amor se les acabó diluyendo.

Algo así debió pasarle también a Scarlett Johansson en su  etapa de casada con Ryan Reynolds. Formaban una de esas parejas de impresión, pero no pudieron superar sus diferencias y sólo dos años después de darse el sí quiero finalizaron su historia. Son muchos los matrimonios que alguna vez formaron la pareja del momento, pero que hoy pocos recuerdan que estuvieron juntos. 

Fotos: Gtres, Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Desde que la conocimos en El Internado, allá por el año 2007, Blanca Suárez no ha parado de cosechar éxitos. Y de trabajar, mucho y en todos los sitios, tanto en cine como en televisión. Y en publicidad, por supuesto, porque Blanca Suárez es una de las actrices más cotizadas por las marcas de belleza o moda.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido de lo más comentado el corte de coleta de Pablo Iglesias a izquierda y derecha, dándole dimensión simbólica o ejerciendo el mero cachondeo celtibérico, esa costumbre de reirnos de todo que a veces nos sana y, en otras ocasiones, nos devuelve a las estampas de la España negra que pintara y escribiera Gutiérrez Solana, la España de carcajadas con caries y aliento agrio.

Sea como sea: ya está con nuevo look el que fuera líder de Unidas Podemos.

Ha hablado todo el mundo de ello.

Ver resumen Ocultar resumen

Las comparaciones son odiosas pero, en muchos casos, necesarias y atinadas

Apenas ha pasado una semana desde que Isabel Díaz Ayuso arrasara en las elecciones a la Comunidad de Madrid con una campaña basada en una mal entendida libertad, que ni siquiera necesitó de un programa electoral. ¿Para qué?

Una libertad que, curiosamente, con el fin del estado de alarma, ha dejado de serlo. 

Páginas