Fernando León de Aranoa presentará Un día perfecto en Cannes

Un lustro se ha hecho esperar Fernando León de Aranoa para presentar su nuevo trabajo. Cinco años desde que estrenara Amador, que parece han merecido la pena, a tenor del adelanto que ya se puede ver de Un día perfecto. 

La nueva película del director madrileño será presentada en Cannes, en el marco de la Quincena de los Realizadores del certamen galo. Casi nada. Será el enésimo certamen en el que presente el filme, tras pasar por otros como la Berlinale, San Sebastián o Sundance. 

No es para menos, cuando cuentas con un reparto de campanillas con dos ganadores de Oscar como Tim Robbins y Benicio del Toro, y con una de las guapas de moda en Hollywood, como es Olga Kurylenko. A todos ellos se suma Melanie Thierry, quien completa el majestuoso cuarteto de protagonistas. 

Dejarse llover

Un día perfecto cuenta la experiencia propia de Paula Farias, autora de la novela Dejarse llover, como cooperante de Médicos sin Fronteras en Kosovo, Sudán, Irak y Afganistán. La historia se centra en algo tan aparentemente sencillo como sacar un cadáver de un pozo. Cadáver arrojado para dejar sin agua a los municipios que rodean el pozo. 

Eso sí, lo que a priori era una tarea sencilla, se convertirá en una misión imposible, incluso para Ethan Hunt. Y es que las normas establecidas en este tipo de conflictos, pueden convertir una situación sencilla en bizarra e irracional. Hasta tal punto de dar para el guión de una película. 

Para ver si los protagonistas consiguen sacar el cuerpo del pozo y cómo termina su aventura en las zonas de conflicto, habrá que esperar al 28 de agosto, fecha del estreno del filme. Antes del final de verano, eso sí, sabremos si el último trabajo de Fernando León de Aranoa ha gustado al exigente público de Cannes. 

Fotos y vídeo: Universal Pictures

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas