House of Cards 3X05: el tiburón Underwood ha vuelto

En el último capítulo de House of Cards ya se vio que a Underwood comienzan a salirle rivales hasta en su propia casa. Heather Dunbar (Elizabeth Marvel) ha decidido presentarse como candidata a las Primarias del Partido Demócrata y Frank es un remordimiento andante por no haber sido implacable con ella; por haberse humanizado y haber perdido la oportunidad de desbancarla de la carrera electoral. Ahora le tocará remar contra una mujer que cuenta con dinero y el aparato del partido.

Por ello, el presidente ha de impulsar una agilización del plan de América Works, y es que su gran objetivo de legislatura es crear empleo y, de esa forma, poder presentarse a la reelección como el hombre que dio empleo a cualquier estadounidense.

Underwood saca colmillo

Se vuelve a ver a un Underwood más combativo, centrado en la arena de la política nacional, dispuesto a retorcer las leyes, a usar el dinero y las instituciones con el único fin de vencer.

Así las cosas, ingenia un plan para acelerar el America Works sin contar con el respaldo de Congreso y los distintos gobernadores. Para ello tiene el apoyo del alcalde de Washington, dispuesto a sumarse a todo los fuegos de artificio, justo el 4 de julio.

Mientras su gran rival, que está negociando para incorporar a Doug Stamper a su equipo, comienza a darse a conocer en los medios de la mano del marido de Michael Corrigan (el activista gay detenido por el gobierno de Petrov); lo cual le reporta una imagen de compromiso que Underwood parece perder. Además, su equipo de gobierno en la sombra empieza a perfilarse con hombres fuertes.

Por ello, el equipo del presidente pretende que Jackie Shepard sea la candidata que merme a Dunbar con una candidatura alternativa. Será una mujer de paja, minará a su adversaria y dejará vía libre a Underwood para, de esa forma, ser después su vicepresidenta.  Aunque tal vez ella tenga más ambiciones.

Claire, una diplomática con más aspiraciones

Por su parte, Claire sigue en su carrera diplomática. Cada vez es una figura política más independiente; con más luz propia. Y aunque sigue siendo fiel al cigarro compartido con su marido, cada vez parecen tener una relación más cercana a lo profesional que a lo personal.

Además, una nueva china en el zapato del Gobierno aparece. Una periodista está dispuesta a hacer tambalearse al Ejecutivo, desvelando que Underwood está presionando a diversas instituciones y desviando fondos que están reservados a catástrofes humanitarias. Bombazo en la línea de la Administración demócrata.

Un misil que no debe dañar la imagen del presidente y sobre todo de su programa de empleo. De esta forma,  incluso encarga a un escritor de éxito que moldee un libro contando las bondades de America Works haciendo llegar al pueblo la imagen de un presidente dispuesto a todo por hacer el bien por sus conciudadanos. La gran obsesión de Underwood a lo largo de toda esta temporada.

El objetivo de dejar un legado, tanto en el ámbito nacional como internacional. Para este último ya cuenta con su deseada reunión con Petrov en Moscú. Debe de agradecérselo a Claire. Tal vez más adelante no le guste tanto. 

Fotos: Twitter, Facebook y Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

Si te encanta pasar miedo con las mejores series de terror, Netflix es tu gran gurú y la próxima fecha a apuntar es el 13 de agosto, porque es cuando se estrena Brand New Cherry Flavor una nueva miniserie de terror sobrenatural que esperemos que esté a la altura de La maldición de Hill House.

O por lo menos que llegue al nivel de La maldición de Bly Manor, que no tiene la misma calidad que su predecesora pero tampoco está nada mal.

Ver resumen Ocultar resumen

Euphoria fue la gran revelación de HBO de 2019. Protagonizada por Zendaya, enganchó a adolescentes y no tan adolescentes de todo el mundo tratando temas controvertidos como las drogas, el sexo, la violencia, los problemas de identidad, los traumas, las redes sociales, el amor y la amistad.

Ver resumen Ocultar resumen

Kiko Rivera nacía en 1984. Sí, sólo tiene 37 años. 

Homer Simpson lo hacía cinco años más tarde, en 1989

Tanto uno como otro han tenido relevancia casi desde su nacimiento. Un nacimiento que, además de un lustro de diferencia, tiene miles de kilómetros de distancia. 

Páginas