House of Cards 3X08: Frank Underwood y el más difícil todavía

Tras recobrar su relación Claire, después de sufrir la mayor crisis de su matrimonio que les llevó a replantearse la relación entre ambos, Underwood decide regresar o le hacen regresar a la arena política nacional. Su gran proyecto sigue viento en popa. América Works ya ha dado empleo a más de 40.000 personas que carecían de  él, gente necesitada que buscaba una oportunidad en la tierra de ellas.

Desesperados por no encontrar un lugar donde vivir, por sentirse inútiles. Y Frank sabe que tiene un filón con ellos; que es una gran ocasión para convertirse en el hombre que dio a todos los americanos un futuro mejor.  A él no es que le preocupe el bienestar de ellos; sino que sabe que mejorando sus condiciones de vida él logrará alcanzar más poder.

Un huracán lo puede arrasar todo

Pero ahora se ha encontrado con una china en el zapato que no es que le incomode, sino que le puede hacer tambalearse hasta derrumbarse.  Un huracán amenaza la costa Este de Estados Unidos y el presidente ha vaciado las arcas que estaban destinadas para las catástrofes.

Él definió como una situación de emergencia que los estadounidenses no tuvieran trabajo. Eso le lleva a tomar fondos prestados y destinarlos a un fin que no era el original. Ahora, puede encontrarse con una catástrofe humanitaria a la que la administración gubernamental no puede responder por falta de liquidez.

La tumba de Underwood se va cavando más por cada kilómetro que se aproxima el huracán. Y cada vez está más cerca. Los representantes del Congreso le lanzan un salvavidas, pero cargado de veneno. Le darán 10.000 millones de dólares pero no sin nada a cambio. Underwood ha de comprometerse a que no volverá a tocar esa caja para nada más. Es la fosa del programa America Works y quizás su ataúd político.

Mientras su gran rival del momento, Heather Dunbar,  huele el cadáver del presidente. Sabe que si actúa con maestría ahogará el mandato de Underwood. Y por ello, siguiendo el consejo de Doug Stamper (luego demuestra que actúa a modo de agente doble al desvelarle la reunión a Frank) decide reunirse con Jackie Sharp, la mujer de paja de Underwood, para detener la campaña de ambas por la catástrofe que se avecina.

Para enterrar a Underwood hay que cavar mucho

Golpe al Gobierno, busca mostrarlo como insensible. Algo que la prensa enemiga quiere destacar aún más. Así, ya acorralado el presidente no tiene otra opción que sellar la ley que pone fin a su proyecto.

Al final, el huracán vira y no toca tierra. No hay catástrofe humanitaria. El presidente busca dar marcha atrás; ahora es imposible. No puede cambiar un mandato del Congreso ya. Le convertiría en un déspota que desoye al resto de poderes de la democracia. Para algunos sería el punto y final. No para Frank. 

Tras hablar con el escritor que elaborará el libro de América Works llega a la conclusión de que el objetivo es intentarlo. Intentar el imposible; arriesgarse donde otros ven una meta inalcanzable. Y ahí Undewood es donde ve la posibilidad de renovar el mandato. Él cree en América Works; el resto lo ve como una locura. Él sabe que ya logró 40.000 empleos; ahora el objetivo es que no haya ningún desempleado. Si lo logra; pasará a la historia. Underwood sabe que lo hará.

Fotos: Netflix, Twitter

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Que Nicolas Cage se ha convertido en todo un fenómeno viral en Internet, es un hecho. Su figura, su imagen y, sobre todo, sus histriónicos gestos, le han llevado a protagonizar innumerables memes de todo tipo. Y las cosas como son, conociendo al actor, seguro que está encantado. Que hablen de mí, aunque sea por este tipo de cosas, es un lema que le va que ni pintado. Muy al estilo David Hasselhoff. Por eso les adoramos a ambos. 

Ver resumen Ocultar resumen

Cada final de temporada, se ha convertido en una macabra tradición el hacer recuento de bajas. Así las cosas, en la primera hubo tan sólo 58 muertos; 130 en la segunda; 86 en la tercera (Benioff y Weiss estaban de buenas ese año) y 182 en la cuarta. Pero claro, en ésas que llega la quinta temporada, te pones a contar fallecidos y te salen... ¡1147! 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Cierto es que el protagonista de Arrow es, ha sido y será Oliver Queen, es decir, Stephen Amell, cuyas abdominales y brazos hercúleos no nos cansamos de ver lanzar flechas a diestro y siniestro. Pero no es menos cierto que la competencia que le ha salido es cada vez mayor. Y lo peor de todo, en casa, pues Roy Harper es de los buenos. De hecho, de los muy pero que muy buenos. 

Páginas