Juego de Tronos 5x06: noche de bodas by Ramsay Bolton

Ramsay Bolton (Ewan Rheon) lo ha conseguido. Parecía complicado convertirse en el personaje más odiado de Juego de Tronos, teniendo en cuenta el listón que dejó Joffrey Baratheon. Pero en el capítulo 5x06, Nunca doblegado, nunca roto, ha logrado subir dicho listón hasta un límite que, hasta ahora, los seguidores de la serie desconocían. Y eso es mucho decir. 

A partir de aquí, spoilers. Y es que, basta con echar un ojo a Twitter y ver que Ramsay Bolton es TT, junto al hashtag #AdiósVirginidad, para atar cabos. Efectivamente, el bastardo reconvertido se casó en este capítulo con Sansa Stark quien, como todos sabemos, seguía siendo virgen. Y enfatizamos el seguía. 

La noche de bodas no fue, ni por asomo, idílica. Para empezar, porque Theon Greyjoy (Hediondo para los amigos)... ¡se quedó a mirar! Y no por voluntado propia, sino por orden de Ramsay. De hecho, en los ojos de Theon vimos reflejado el forzado paso de niña a mujer de Sansa. 

Ramsay Bolton ha demostrado que puede ser peor que Joffrey

Perturbador es el adjetivo más suave que se le puede dar a la que, de momento, es la escena de la temporada. Una temporada que de lenta, está empezando a aburrir a muchos fans. De hecho, está siendo el malvado Ramsay el que está tirando del carro, a la espera de que comiencen las hostilidades de verdad. Mientras llegan, todos nos quedamos con un nudo en la garganta por la escena de marras. 

Eso sí, sea más o menos lenta la temporada, no cabe duda que cada capítulo es una clase magistral actoral conjunta. Lo de Alfie Allen fue sublime, igual que lo de Ewan y Sophie Turner. Pero es que Peter Dinklage no se queda atrás. Tyrion y Jorah son apresados por un grupo de traficantes que pretenden vender al guerrero y deshacerse del Lannister. Eso sí, antes optan por cortarle su miembro y venderlo. 

Prisioneros ambos

Por suerte, Tyrion saca su ingenio a última hora para evitar morir degollado y se los llevan a Mereen. Precisamente, donde querían ir. Puede que tengan suerte. 

Quien parece que no tiene mucha es la familia Tyrell. La alianza de Cersei con los radicales religiosos empieza a darle sus frutos. No sólo acusan a Loras de sodomía, sino que también se llevan a la reina por mentir al gran jurado. Sí, Margaery es capturada ante la mirada impotente y atontado del rey Tommen, un guiñapo en manos de su madre. 

Jorah y Tyrion ahora son los dos prisioneros

Por suerte para los Tyrell, Oleanna está en Poniente y seguro que se le ocurre algo. Habrá que ver si llega a tiempo. Y es que Margaery y Loras se enfrentan a cargos muy graves. Ojito con los Tyrell que pueden acabar muy mal por firmar un acuerdo con el diablo, en este caso, los Lannister. 

Buscando a Myrcella

Y mientras Cersei se las apaña muy bien en Poniente, su hermano/amante Jaime se juega la vida, literalmente, por rescatar a Myrcella, su hija/sobrina. De hecho, Jaime y Bronn llegan justo a tiempo de rescatar a la joven de las garras las Serpientes de Arena, hijas de Oberyn. La batalla se ve interrumpida por la guardia real, que se lleva a los dos grupos prisioneros. 

Esperemos que esta trama se ponga interesante porque, de momento, lo más curioso ha sido ver a Bronn cantar con su acentazo british por las playas de Dorne.

Las hijas de la serpiente se querían cargar a Myrcella

Por último, hemos podido volver a ver a Arya. La pequeña de las Stark por fin descubre lo que hacen con los cuerpos en casa de Jaqen. Eso sí, no parece muy sorprendida. Es lo que tiene ayudar a morir a una niña de tu edad, que te congela el carácter. Eso sí, es el paso que necesita Jaqen para comenzar a convertir a Arya en un Sin Rostro. De momento, será otra persona. Que no es poco. 

Mientras, los millones de personas que vimos el capítulo, seguiremos con un nudo en el estómago a la espera de saber cómo evoluciona todo. Y es que esta entrega no ha tenido ni una buena noticia. La cosa sólo puede ir a mejor. ¿O no? 

Fotos: HBO

Ver resumen Ocultar resumen

Netflix siempre saca hueco en su catálogo para ficciones extranjeras más allá de las estadounidenses o las nacionales de producción propia. Así nos encontramos con El juego del calamar, una serie llegada desde Corea que podemos ver en la plataforma desde el pasado 17 de septiembre.

Ver resumen Ocultar resumen

Pues sí, amigos, pese a su éxito, no tendremos segunda temporada de Gambito de dama. Así lo ha asegurado Scott Frank, cocreador  de a serie tras ganar el Emmy a la mejor serie limitada del año.

Ver resumen Ocultar resumen

Le ha costado más de un lustro pero, por fin, Netflix se ha elevado en una ceremonia de premios

Ha sido de la mano de su serie más reconocible, The Crown, que se ha llevado hasta siete galardones en la sección de drama. 

En el caso de la comedia, a pesar de haber estado más repartido, la sensación que queda es que Ted Lasso (Apple TV+) ha dominado gracias a sus cuatro premios. La realidad dice que Hacks ha estado a punto de aguarle la fiesta con sus tres Emmy. 

Páginas