Juego de Tronos o el regalo ¿envenenado? de Pablo Iglesias a Felipe VI

Espero que le guste. Directo y al grano. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, no ha dudado en saltarse el protocolo para hacer un regalo a Su Majestad el Rey Felipe VI. Pero, ¿qué le ha podido regalar el político al monarca? Pues ni más ni menos que un pack de la exitosa serie Juego de Tronos. Serie que, precisamente, acaba de estrenar su quinta temporada, reventando su récord histórico de audiencia, con ocho millones de espectadores

Pero, volviendo al regalo real, ¿qué ha contestado Felipe VI ante el regalo de Pablo Iglesias? Pues que va a decir, que muchas gracias. Eso sí, le ha reconocido que no la he visto. Perfecto. Letizia y Felipe ya tienen plan para este fin de semana. 

¿Regalo con segundas?

Ahora toca analizar si el regalo del líder de Podemos llevaba mensaje oculto. Y es que, Pablo Iglesias ha afirmado en varias ocasiones que Juego de Tronos es un perfecto manual de estrategia política. Toda la razón. Personajes como Tyrion, Meñique o Cersei saben cómo moverse en el poder y no cabe duda que más de uno y de dos dirigentes habrán tomado buena nota de sus movimientos. 

El Rey ha posado con los Eurodiputados, tan contento con su regalo

Si el Rey hará lo mismo, habrá que preguntarle cuando termine de verla. Y tiene para rato. A 10 capítulos por temporada, y con la quinta ya estrenada, va a tener que echarle horas. Eso sí, impagable la cara que se le ha quedado a Felipe VI cuando ha visto llegar a Pablo Iglesias con el pack. Momentazo para el recuerdo. 

Y lo mejor es que el momento elegido por el cabeza de lista de Podemos ha sido el encuentro del Rey con los eurodiputados en Bruselas. Aunque algunos grupos como Izquierda Unido han optado por ausentarse de la reunión, Pablo Iglesias y los suyos no han dejado pasar la ocasión para saludar a Su Majestad y hacerse la foto de rigor. 

Giro divertido

Las cosas como son, lo que iba a ser un protcolario y aburrido pasamanos, se ha convertido en la comidilla del Europarlamento. Una vez más, Pablo Iglesias ha sabido sacar la patita para convertirse en noticia y hacerlo con regalo de por medio. Muy de Tyrion Lannister, ¿verdad? Eso sí, lo de que un Iglesias paga siempre sus deudas, como que suena raro. De momento, dejaremos al líder de Podemos sin casa fija. 

Si lo hubiera envuelto, la seguridad real habría sospechado

Y lo mismo haremos con Felipe VI. Digamos que con la Casa Borbón tiene suficiente. Pues tanto Starks, como Lannisters, como Targaryen tienen sus cosillas. Dejemos a Felipe en su casa, que ya tiene que hacer con los DVDs

Pablo Iglesias ha demostrado que se puede batallar contra la casta civilizadamente y hasta entregando regalitos a un rey. Lo que ha extrañado a muchos es que Felipe VI no hubiera visto la serie de la que todo el mundo habla. Aunque seamos sinceros: no toda la humanidad tiene tiempo para verse todas las series del mundo. Felipe VI es un hombre ocupado. ¿Y Letizia? ¿Habrá visto ella Juego de tronos? Ambos son más de ir al cine a ver pelis indies​. Cuestión de gustos.

Fotos: Gtres, Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Con el auge de las plataformas de streaming, las series están viviendo una etapa dorada. Casi cada día, ficciones de todo tipo se estrenan en Netflix, HBO, Amazon Video, Disney +, Filmin... por no hablar de las cadenas generalistas. Pero claro, con tanta novedad, las ideas se agotan.

Si a eso, le sumamos la nostalgia de los fans de series míticas que triunfaron hace muchos años, comienzan a surgir como setas los reboots o secuelas.

Ver resumen Ocultar resumen

¿Por qué gustan tanto las series

Entre otros motivos, porque permiten hacer una evolución de los personajes que en el cine es más complicada. 

Así, personajes que empiezan siendo detestables, pueden acabar siendo idoltrados por el gran público. Ojo, eso no quiere decir que dejen de ser detestables, pero tras varias temporadas viendo las mismas caras, es más fácil empatizar con alguien y entender sus motivaciones. 

Ver resumen Ocultar resumen

Todos conocemos a Sherlock Holmes y al Doctor Watson pero, ¿qué pasaría si, en realidad, ellos no hubieran resuelto ninguno de los casos que se les atribuyen? ¿Y si los responsables de desentrañar todos esos misterios hubiera sido una banda de inadaptados del Londres Victoriano?

Páginas