La bestial superposición de planos entre Mad Max original y Fury Road

Para quien no lo sepa, George Miller tardó 10 años en dar forma a Mad Max: Fury Road, la película que retomaba las aventuras de Mad Rockatansky. Las cosas como son, el director australiano no es, que digamos, demasiado prolífico. 16 películas, en 36 años de carrera, le dan para una película cada poco más de dos años. 

¿El motivo? George Miller lleva su ritmo, sí, pero tiene bien claro lo que quiere, como lo quiere y la forma de ejecutarlo. Y la última muestra la tenemos en este último estreno. Una década de trabajo con unos resultados sorprendentes. Y es que, Mad Max: Fury Road no sólo se ha convertido en uno de los mejores filmes del año, sino que ha supuesto una nueva masterclass de dirección por parte del director. 

El asunto es sencillo, George Miller nos regaló una obra maestra llamada Mad Max, allá por 1979. Más de cuarto de siglo después, decide hacer un reboot de la misma y, como a todo hijo de vecino, la idea que se le pasa por la cabeza es sencilla: si ya tengo una obra maestra, por qué no aprovecharla. 

Mad-Max-Fury-Road-Planos-george-miller

A esta idea, claro está, había que sumar un guión. Bueno, en el caso de Mad Max: Fury Road no fue un guión al uso, sino cerca de 3.500 storyboards que narraban la película toma a toma

Vamos con ello

Dicho y hecho. Miller ya tenía el universo distópico en el que se mueve la historia, tenía los personajes más o menos delimitados pero también tenía planos épicos que siguen en la retina de muchos fans de la saga, tres décadas después. Pues bien, estos planos también han sido reciclados por el director para la nueva entrega

Es más, cuando decimos de aprovechar planos de la original, hablamos casi de calcarlos en Fury Road. ¿El resultado? Sencillamente espectacular. Si vemos la nueva película por sí sola, ya alucinaremos en colores. Pero es que si superponemos dichos planos reaprovechados, alucinaremos pepinillos. 

Mad-Max-Fury-Road-Planos-george-miller

Impresionante trabajo el de George Miller. Es más, visto lo visto, hasta se hace poco tiempo los 10 años que se ha pegado preparando la película. Los planos son calcados y el resultado final, una obra maestra. De hecho, en iMDb le dan un meritorio 8,2 sobre 10. Y qué decir de la recaudación, 375 millones de dólares y dos películas más a la buchaca.

¿Y la próxima?

¿Cuándo llegará la quinta entrega? Eso es una pregunta que, de momento, no puede ser respondida. George Miller es como Gandalf, siempre llega en el momento exacto, y sus películas también. Nada de presiones ni prisas, siempre y cuando queramos otra obra maestra.

Mad-Max-Fury-Road-Planos

Eso sí, si alguien no ha visto la última entrega, en la que hemos cambiado a Mel Gibson por Tom Hardy, que se abstenga de ver el vídeo, pues hay spoilers a patadas. Es lo que tiene. Eso sí, en cuanto la vea, que busque esta noticia, dé al play y disfrute de cuatro minutos de puro cine. 

Fotos y vídeo: Warner Bros

Ver resumen Ocultar resumen

Siempre se ha dicho que el castellano de Valladolid es el más perfecto del país, pero después de compartir mi vida con un vallisoletano desde hace más de ocho años, puedo aseguraros que no es así.

Ver resumen Ocultar resumen

Los antivacunas son pocos (afortunadamente), pero hacen mucho ruido. Si no que se lo digan a las marionetas de Barrio Sésamo, en especial a Big Bird (una especie de Gallina Caponata), que se han visto atacados por recibir su dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Ver resumen Ocultar resumen

En 1995, dentro del programa Lo+Plus, de Canal+, nacía un espacio pionero en desgranar la actualidad del día en clave de humor pero con crítica política. Se trataba de Las noticias del Guiñol, y dichas marionetas estuvieron haciendo reir hasta 2008.

Páginas