La fortuna de Kaley Cuoco sale indemne de su divorcio

Qué razón tienen aquellos que dicen que del amor al odio hay un solo paso. Lo que no todo el mundo sabe, es que del odio a la ruina, también hay una delgada línea. 

Le pregunten a Kaley Cuoco, quien se ha pasado el último año de su vida, pendiente de lo que iba a pasar con su inmensa fortuna, valorada en 72 millones de dólares, y amasada gracias a su papel deb Sí, el mismo personaje que se está cargando la serie. Y esta afirmación viene con argumentos. 

kaley-cuoco-TBBT-leonard

La actriz, felizmente casada con Ryan Sweeting en 2014, decidió que un año después de la boda, era momento de mandar al tenista a paseo. Y así lo hizo. En septiembre de 2015, la pareja se separó, para sorpresa de propios y extraños. Es más, los rumores se desataron cuando se vio a Kaley Cuoco junto a Johnny Galecki, Leonard en la serie.  

36 millones en juego

La ex pareja ni confirmó ni desmintió. ¿Los motivos? Seguramente, porque Kaley Cuoco tenía otras preocupaciones, como su fortuna. A la espera de firmar de forma definitiva el divorcio, la actriz corría el peligro de que su ya ex marido, se llevara la mitad de su fortuna. Más que su representante y Hacienda. No está mal el negocio.

Por suerte para Kaley Cuoco, sus asesores le obligaron a firmar un acuerdo prenupcial, allá por 2014. Un acuerdo que, por cierto, ha salvado 36 millones de dólares a la guapa actriz. Bien merece un trozo de pizza. 

kaley-cuoco-TBBT-pizza

Sí, este lunes, la pareja sellaba de forma definitiva su ruptura, y al final, Ryan Sweeting, se llevará lo mínimo a casa, para alivio de su ex mujer. 

Tal y como informa TMZ, el tenista sólo recibirá 165.000 dólares y varias tarjetas regalo de tiendas. Algo es algo, pensará. Aunque comparado con la fortuna a la que aspiraba, es pecata minuta. 

Dos entrenadores deluxe

Por si fuera poco, y como gesto de buena voluntad, pero de esos que duelen cuando vienen de un ex, Kaley Cuoco se ha tirado el rollo y ha decidido pagar el gasto que tenía pendiente su ex marido, de dos entrenadores personales. Y ojo que no es poca cosa: 195.000 dólares. Ya pueden ser buenos. 

Y paren de contar. Eso es todo lo que va a sacar el bueno de Ryan Sweeting de su ex mujer. Bueno, a menos que le dé por vender trapos sucios. Vaya usted a saber. 

kaley-cuoco-TBBT-novio-caballo

Si lo hace, Kaley Cuoco lo verá desde la barrera, abrazada a su nuevo novio. Se trata de un joven y guapo empresario, Karl Cook, de 25 años, hijo de uno de los directivos de eBay, con una fortuna estimada en 2.000 millones de dólares. Otra cosa no, pero por dinero no parece vayan a tener muchas discusiones. 

Por cierto, entre el rumore de Leonard y su actual novio, lo que sí se confirmó es que Kaley Cuoco tuvo un breve romance con uno de los protagonistas de ArrowY no de los jóvenes, precisamente. 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

No hace faltar mirar audiencias, comparar espectadores, ni registrar datos para saber que el Minuto de oro televisivo de este lunes estuvo protagonizado por Antonio

El aspirante a concursante de Pasapalabra acabaría cediendo en su duelo por la Silla Azul ante el implacable Orestes Barbero. A pesar de su derrota, a este empleado público le dio tiempo a dejar un mensaje importantísimo que fue de lo personal a lo universal. 

El mensaje tenía un destino muy concreto: su hijo Lucas

Ver resumen Ocultar resumen

Bernie Sanders, a sus 80 años, sigue siendo un político incómodo para las grandes fortunas del mundo, en general, y de Estados Unidos, en particular. 

El ejemplo claro ha vuelto a quedar patente con Twitter de escenario y cientos de miles de tuiteros como testigos

Bernie Sanders lanzaba un tuit de pura lógica, precisamente porque esta lógica no se aplica a estos niveles. "Debemos exigir a los extremadamente ricos que paguen su parte correspondiente. Punto". 

Ver resumen Ocultar resumen

Alberto Rodríguez, ya ex diputado de Unidas Podemos, simbolizó el gran cambio que supuso la llegada del partido morado al Congreso

El Rastas era la imagen de la nueva política y su choque con la antigua (y actual) ha quedado reflejado en su abrupta salida, con pérdida de acta incluida, tras una discutible decisión judicial. 

Páginas