Las Kardashian ya no pueden aparcar en Hollywood

Y en ésas que un día cualquiera coges tu coche y cuando vas a aparcar, ves un cartel que te impide aparcar. No sólo a ti, sino también a toda tu familia. Curioso, ¿verdad? Pues es lo que le ha pasado recientemente al clan Kardashian en California. Tal cual. 

Sólo de pensar la cara que habrá puesto Kim o Kanye West al ver los carteles que rezaban No Kardashian Parking Anytyme. Completa poker face para el recuerdo que, a buen seguro, veremos en alguno de sus tropecientos realities. 

Si eres Kardashian, sigue buscando donde aparcar

La pregunta es, ¿por qué no pueden aparcar los Kardashian en California? La realidad es que sí pueden, pues no han sido las autoridades quienes han puesto las señales en varios puntos de la ciudad. El culpable de la reordenación del tráfico en Los Ángeles ha sido el polémico artista británico Plastic Jesus. Y sí, todo tiene su explicación. 

Mensaje cifrado

Según ha comentado el propio artista, la idea le sobrevino el día que sufrió un atasco de varios minutos por culpa de la familia Kardashian. Bueno, en concreto por la cantidad de fotógrafos que esperaban a varios miembros de la familia, que estaban comprando en una tienda. 

Ante tal afrenta, Plastic Jesus se ha revelado a su estilo y ha llenado Hollywood de estos simpáticos (al menos si no eres un Kardashian) carteles. Eso sí, el propio artista ha querido aclarar a la BBC que su medida no es una protesta contra la familia más mediáticas del siglo. Al menos no directamente. Su iniciativa es una crítica a medios y consumidores por convertir a los Kardashian en un fenómeno cultural a expensas de noticias reales. Toma ya. 

Un día cualquiera en la vida de las Kardashian

Lo serio que se ha puesto con el mensaje, contrasta con la guasa de la iniciativa. Genio y figura. Sí, señor. Eso sí, a quien no ha hecho tanta gracia la medida ha sido a las autoridades angelinas. Y es que la Policía considera que la colocación de carteles sin permiso municipal es un acto de vandalismo. Y no son pocos los que ha puesto. 

Artista polémico

Eso sí, lo que es innegable es que Plastic Jesus ha conseguido lo que quería, llamar la atención sobre la locura que generan en todo el mundo los Kardashian. Bueno, y ya de paso apuntarse otro tanto publicitario que, por cierto, no es el primero, ni será el último. 

Y es que este irreverente artista ya escandalizó al mundo por una de las críticas más feroces al mundo del cine. Durante la última gala de los Oscar, Plastic Jesus fabricó una enorme escultura muy parecida a la famosa estatuilla, y la colocó en pleno Paseo de la Fama de Hollywood, a pocos metros del Dolby Theatre. 

La cara de Kanye cuando vio que no podía aparcar en medio Hollywood

Hasta ahí todo normal, hasta que descubrió la estatuilla y ésta aparecía consumiendo cocaína. Como suena. Golpe bajo a la Meca del Cine y Plastic Jesus señalado y vetado para siempre en Hollywood.

Un veto al que se suma, a buen segudo, el clan Kardashian. Pues menudos son ellos con estas cosas. Un Kardashian perdona pero no olvida. ¿O era un Kardashian siempre paga sus deudas? Sea como sea, Plastic Jesus no tiene pinta de ser invitado a la cena de Navidad en familia. 

Fotos: Gtres e Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Camino de los dos años de pandemia, muchos medios siguen dispuestos a dar consejos realmente cuestionables a la población. 

Tal es así que, recientemenre, en Ya es mediodía, sorprendían con la que venían a denominar Dieta por Infección de Covid-19

Básicamente, era una dieta "para ganar peso ante la falta de olfato y gusto que origina el Covid-19". 

Ver resumen Ocultar resumen

Hace tres semanas, Bertín Osborne pasaba por La Resistencia y se lo pasaba en grande con David Broncano

Eran buenos tiempos para el presentador. Bueno, y lo siguen siendo. Pero claro, ahora se sabe que el presentador fijó su residencia en Luxemurgo y facturó a través de Panamá, para evitar pago de impuestos, tal y como ha contado El Confidencial en exclusiva

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 29 de noviembre, un cómico se ha sentado en el banquillo por un chiste

Más allá de cómo sea el chiste, el precedente es aterrador, pues esto podría significar juzgar a 100.000 tuiteros al día. 

La Fiscalía de Madrid pide, además, 1 año y 10 meses de cárcel, una multa de 3.000 euros y la inhabilitación para hacer humor del cómico durante cinco años. Es decir, prohibirle su forma de ganarse la vida. 

Páginas