Leonardo DiCaprio cuenta las tres veces que estuvo a punto de morir

Leonardo DiCaprio está de enhorabuena. Y es que después de que se conocieran las nominaciones a los Globos de Oro (sí, la antesala de los Oscar) su nombre parte como gran favorito para alzarse, por fin, con su primera estatuilla de la Academa del Cine. Aunque tampoco hay que cantar victoria, pues si antes ya en cuatro ocasiones vivió la noche de los Oscar con ansiedad de ser el ganador, aún podría tener una quinta en la que se fuera de vacío (para regocijo de sus detractores y los hacedores de memes).

Sea como sea, el hecho de que su nombre suene en todos los mentideros como posible ganador a mejor actor por The Revenant puede haber hecho que brote su sentido del humor, o, que al menos, se tome las situaciones adversas con más filosofía. Y por situaciones adversas no nos referimos a que te hagan un primer plano, después de que Eddie Redmayne se acabe llevando otro Oscar por La chica danesa (sería una pesadilla para el bueno de Leo).

Todo con más filosofía

No, hablamos de situaciones adversas de verdad. De esas en las que ves tu vida pasar en 30 segundos, y puedes pensar que todo se acabó. Y es que Di Caprio ha reconocido que hubo tres veces en su vida en las que creyó que ésta llegaba a su fin.

Lo ha hecho en una entrevista con la revista Wired. El citado magazine realiza un amplio reportaje de nueve razones por las que amar a DiCaprio y lo acompaña de un encuentro con el actor, en el que revela los tres momentos más difíciles que le ha tocado vivir.

El primero le sucedió de vacaciones en Sudáfrica. El actor de Django, entre muchas otras, andaba buceando y, en ese momento de tranquilidad, un tiburón decide acabar con ella. Con la tranquilidad, y casi que con él.

Y es que se encontraba dentro de una jaula, la cual acabó llenándose de atunes. El escualo ve el alimento a su alcance y comienza a lanzar dentelladas sin disntinguir atún de carne humana. Le faltó muy poco para darse un festín completo. Por su suerte para todos, al final Leo logró salir de allí.

Otra ocasión en la que DiCaprio temió por su vida, y en la que creyó que le quedaba menos tiempo, que con Rose tras el hundimiento del Titanitc, fue en un vuelo hacia Rusia. El actor californiano viajaba en clase business, y de pronto, decide observar por la ventana el paisaje. Y lo que vio era casi digno de Lost. Un motor comienza a arder, una bola de fuego enmascara todo el ala de un avión, y él ya cree que es el final.

Vuelos peligrosos

Por su suerte para él, y el resto de pasajeros del avión, el comandante del aparato anduvo hábil y consiguió regresar y aterrizar de emergencia en el JFK. Nunca habrá sentido tanto placer Leonardo al volver a pisar suelo estadounidense.

Su tercera aproximación a la muerte, casi peliculera, llegó haciendo paracaidismo. Y DiCaprio, ya con el tiempo pasado, lo narra con gracia y, entre risas: "Fue un salto tándem. Tiramos del primer paracaídas y estaba enredado, así que el caballero con el que estaba lo cortó. Durante cinco o diez segundos seguimos cayendo. Ni siquiera pensé en el paracaídas de repuesto. Pensé que estábamos muertos. Tiró del segundo y también estaba enredado. Lo comenzó a sacudir, pero nada. Todos mis amigos estaban 500 metros más arriba y yo en caída picada", confiesa el actor, divertido. 

Y añada, para él, la parte más graciosa. El instructor se gira y le confiesa, después de haberlo desenredado: "vamos muy deprisa, probablemente te rompas las piernas".  A DiCaprio no le parecía lo mejor "después de ver tu vida pasar dos veces", pero ya la suerte estaba echada. 

Así que si alguien ve que DiCpario no se altera mucho al no ganar un Oscar es normal. Alguien que ha muerto tanto en el cine y casi lo hace en la vida real, poco teme ya. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Cuatro años después del estreno de la primera temporada de La Casa de Papel en Antena 3, tenemos que decirle adiós. Nos va a costar mucho despedirnos de esta banda de atracadores que se han convertido en parte de nuestra familia, pero ya no hay más tela que cortar.

Ver resumen Ocultar resumen

La historia de La casa de papel no podía terminar con el último atraco al Banco de España. La serie que ha revolucionado el panorama audiovisual español tiene los días contados, pero su esencia continuará gracias a un spin off centrado en el personaje de Berlín.

Ver resumen Ocultar resumen

Era cuestión de tiempo. 

Lo que empezó con Ignatius, y se popularizó con Wismichu, ha acabado convertido en algo institucional en La Resistencia: romper cosas

Por lo general, han sido las tazas las grandes daminificadas del paso de invitados por el late late night de Movistar Plus. Ahora, lo que nadie esperaba era que las tres invitadas de este martes, acabaran rompiendo... ¡el mayor premio que han recibido jamás!

Páginas