Levántate: Johana y Vanesa ganan; Adrián, emociona y enamora

El talent show de Telecinco Levántate ha terminado y, como no podía ser de otra manera, lo ha hecho por todo lo alto. Con un espectacular show, unas actuaciones memorables y una cuota de pantalla del 25,9% (récord histórico). 

El que comenzó siendo un programa cazatalentos más, en el que cantaban padres y madres con sus hijos, ha terminado por meterse al público en el bolsillo con su ternura, garra y grandes actuaciones. Eso sí, fueron Johana y Vanesa quienes, al final, se llevaron el gato al agua y la victoria final. 

Eso sí, con permiso de las ganadoras, la gran estrella de Levántate ha sido Adrián, el ya famoso niño con hidrocefalia. Un gran artista que ha robado el corazón a media España. De hecho, el colofón a su paso por el concurso, lo puso Adrián, junto a Jesús Vázquez, con quien se fundió en un gran abrazo cuando el presentador le dio al pequeño un precioso regalo: la posibilidad de grabar un disco.

Enormes dúos y muchos muchos nervios

Sin duda la del martes se recordará como la noche de los nervios. Grandísimos dúos en el escenario, que hicieron trasnochar a más de uno. Todo para ver como las dulces zaragozanas Vanesa y Johana, con garra, enormes voces y una gran evolución a lo largo de todas estas semanas de clases y preparación en Levántate, fueron las flamantes ganadoras. Se llevaron el gran aplauso del público y un nada despreciable talón de 30.000 euros.

Vanesa y Johana y Judit y Verónica, en un gran duelo entre madres e hijas, lo dieron todo en el escenario pero fueron las niñas (Judit y Johana) las que cantaron solas al cierre del programa y las que robaron los últimos votos de un público entregado.

Judit (con la gracia que le caracteriza) y su madre Verónica (con una potente voz), las semifinalistas, se llevaron también muchos aplausos y reconocimientos de público, jurado, artistas y del presentador de la gala. Eso sí, el talón se fue a Zaragoza. 

David y Paqui, junto a Lorenzo y Carla, completaron el póker de parejas que se midió en la final. Una final en la que el nivel estuvo muy por encima de galas anteriores. Se notaba que era el día de la gran cita. El tímido David (el Nino Bravo de Levántate) y su madre Paqui fueron los primeros expulsados. Ahí fue cuando comenzaron las primeras lágrimas.

Más tarde, y después de grandes actuaciones con Niña Pastori y Ruth Lorenzo (miembros del jurado del programa), con Mónica Naranjo y con Tiziano Ferro, fueron eliminados el polifacético Lorenzo y su hija Carla, a la que Jesús Vázquez le confesó que está seguro de que será una gran cantante). Y de nuevo volvieron los lagrimones al plató.

En resúmen: nervios a flor de piel, aplausos y el presentador, Jesús Vázquez, de rodillas en el escenario aplaudiendo las actuaciones de Adrián y demás artistas consagrados.

Lo mejor: que nadie se fue con las manos vacías a casa ya que las cuatro parejas finalistas y sus familias se llevaron un viaje a Disneyland París y fue esto lo que consiguió, en gran medida, paliar las penas de los que se habían quedado a las puertas de ganar el programa.

Apoteosis final, abrazo colectivo y ahora a esperar a La Voz. La máquina de crear talentos de Telecinco no para. Y el público encantado. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Páginas