Los 13 famosos que podrían estar en Juego de Tronos

Ocurre en Juego de Tronos que muchos de los personajes más queridos por los espectadores, bueno incluso los que no lo son tanto, desaparecen con demasiada frecuencia de la historia gracias a la pluma ‘sanguinaria’ de George R.R. Martin. Es casi incontable la cantidad actores que se fueron para no volver por culpa de que personaje acabó con su cabeza insertada en una pica o similar.

Así que ante el número de bajas bien se podría rellenar el vacío con una serie de famosos que encajarían a la perfección en los siete reinos de Poniente. Hay que aclarar que no es Pablo Iglesias uno de ellos.

Tras dejar Dos Hombres y medio siempre se echa de menos a Charlie Sheen. ¿Hay alguien más capacitado para ser el colega de juergas de Tyrion? Demando un juicio por copazo podría gritar.

Algunos han nacido para ir a Poniente

Quien también ha nacido para Desembarco del Rey es Justin Bieber, que bien podría haber sido el mejor amigo de Joffrey Baratheon. Por él, en caso de un juicio por combate en lugar de La Montaña podría pelear Floyd Mayweather. Eso sí, ahí no vale abrazar.

No puede haber quien dude de  que Andrés Velencoso podría ser el mejor amigo posible de Jaime Lannister. Además, en un mundo sin que le hicieran fotos estaría más tranquilo.

Por Cierto Miley Cyrus encajaría también a la perfección en la corte de la nueva reina Margarey Tyrrel.  No le iba a costar nada ser igual de atrevida con la ropa. Y si de amigas o consejeras de reinas se habla no puede faltar una que lo sea de Daenerys.  Rihanna podría ser perfectamente una autóctona de Meereen que tiene una buena relación con la reina de dragones.

En el norte ya que los Stark no están, aunque tal lo esté Samsa es momento de que alguien reine en esas tierras. La ideal sería Bjork. Eso sí, los vestidos que llevó a los Oscar no son los más adecuados para el lugar.

Algunos encajarían como un guante

A Cersei se le ve tan triste y sola que  no estaría de más que volviera a encontrar el amor. Quién mejor que Gerard Butler para volver a unirles ahora sin Termópilas de por medio.

Ahora que David Letterman va a poner fin a su andadura al frente de su Late Night podría ser un perfecto canciller entre la Guardia de la noche.  Él que trabajaba hasta bien tarde no iba a temer a la noche más oscura.

Por cierto, si Hillary Clinton no consigue ser designada candidata demócrata a las presidenciales de 2016 que le dejen ser, al menos, la mano del rey. Cualidades reúne.

Todo fan de la serie quiere que Jon Nieve deje ese frío muro y acabe reinando. Pero para ello estar solo no es lo mejor. Así que bien Irina Shayk podría acompañarle. A ella el frío no le va a echar para atrás.

Fotos: Twitter, Tumblr, Instagram

Serían algunos de los que podrían encajar pero siempre faltaría un nuevo rey que bien podría ser el príncipe Harry, del que tanto rumor hubo recientemente de que se incorporara en la sexta temporada. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Tic, tac, tic, tac... Para todos los seguidores de Juego de Tronos, los días, las horas, los segundos pasan muy despacio. La cuenta atrás para el estreno de la quinta temporada, previsto para el 12 de abril, se está haciendo eterna. Más aún si contamos que, desde verano, se han filtrado fotos, argumentos, vídeos y todo tipo de informaciones de la serie. Complicado aguantar tanto tiempo. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

No podía ser. La calma chicha que se respiraba en Alexandría, tenía que explotar por algún sitio y lo hizo por el más previsible: Rick Grimes. El sheriff de la comunidad no termina de hacerse a la vida tranquila. Mucho menos a la hipocresía de su gente. No saben lo que pasa fuera, pero tampoco lo que pasa dentro. Y lo que pasa, lo obvian. Eso no va con él. ¿Dejar que peguen a una mujer y a un niño por mantener al cirujano en Alexandría? De eso nada. 

Ver resumen Ocultar resumen

En el último capítulo de House of Cards ya se vio que a Underwood comienzan a salirle rivales hasta en su propia casa. Heather Dunbar (Elizabeth Marvel) ha decidido presentarse como candidata a las Primarias del Partido Demócrata y Frank es un remordimiento andante por no haber sido implacable con ella; por haberse humanizado y haber perdido la oportunidad de desbancarla de la carrera electoral.

Páginas