Los mil y un homenajes a Juego de Tronos

Hablar de Juego de Tronos es hablar de la que ha sido, quizás, gran serie de los últimos años. Y como tal no han sido pocas las imitaciones, parodias y homenajes que ha recibido la ficción de HBO inspirada en la obra literaria de Geroge R.R. Martin.  Por ello, antes de que arranque el próximo día 13 de abril el primer capítulo de su quinta temporada es un buen momento para recordar aquellas series en las que se ha hecho un guiño a los protagonistas de los siete reinos de Poniente y su lucha por el trono de hierro.

Si hay una serie que no ha tenido reparo en hacer homenajes a otros personajes y series ha sido Los Simpsons y cómo no iba a hacerlo con Juego de Tronos. Hubiera sido casi un extraño.

Los Simpsons siempre imitan a todos

Y otro clásico de la televisón estadounidense y mundial aficionado a parodiar otras ficciones es Barrio Sésamo. Y con Juego de Tronos no iba a ser menos. En los últimos días se pudo ver que los reinos de Sésamo se jugaban el poder no a golpe de traición o cuchillo, sino gracias al juego de la silla. En él participan Daenerys, Robb Stark, Joffrey, Cersey hasta que se decide quién es el vencedor. Una manera eficaz y menos sanguinaria de acabar con las disputas políticas. Todo un éxito ha sido.

Y una serie tan intensa no podía dejar de ser carne de parodia de programas de humor. Y eso lo aprovechó Seth Mayers en Late Night with Seth Meyers. Dando lugar a un sketch divertido en el que Jon Nieve muestra sus dificultades para asistir a una cena con los amigos de Meyers y cambiar de tema más allá de sus cosas de la Guardia de la Noche.

No sólo de parodias americanas iba a vivir Juego de Tronos. Y si hay alguien que en España son unos habituales imitando a otros son la gente de La hora Chanante. En este caso fue Ernesto Sevilla quien homenajeó a la obra de Martin con una broma sobre un friki que parodia la campaña promocional que realizó Canal Plus de la serie. Con un humor factoría chanante triunfó el corto de ‘Reunión de fans’.

Hasta la NBA lucha por el trono de hierro

Volviendo al otro lado del Atlántico se han podido ver versiones de la guardia de la noche y del resto de Poniente hasta de la mejor liga de baloncesto del mundo. Y es que la NBA dio vida a Games of Zone: un corto de animación con los grandes del basket imitando a los que pugnan por el trono de hierro; aunque en el caso de éstos lo hacen por un anillo.

Y de quien iba a ser víctima de Juego de Tronos es de South Park. La ironía y el sarcasmo habitual no iban a dejar pasar la oportunidad en este caso. Los niños están aburridísimos con Martin y su manera de narrar la historia. El gran momento del capítulo es la simulación de la Boda Roja. En este caso es Bill Gates quien manda a matar a Steve Ballmer CEO de Microsoft. Estas son solo algunas de las múltiples parodias a las serie del momento.

Fotos: Instagram, Twitter, FOX

 

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta ha sido lanzada por Quique Peinado en un tuit con su correspondiente errata (¡ningún tuit perfecto!). Pero se entiende lo que quería transmitir. Y claro que lo ha entendido el personal. El propio Quique Peinado mencionaba Dawson crece como ejemplo de serie con protagonista involuntariamente idiota. O sea, en el guión tenía que ser el bueno, el admirado, el papel positivo, el personaje principal al que venerar.

Y no.

Caía mal.

A Quique Peinado al menos. Y hay más ejemplos

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos ya a mediados de septiembre y, como una lluvia fina, la gente habla de El reino, serie argentina de Netflix cuya altura artística, elenco y capacidad de penetrar en la nueva realidad política latinoamericana ofrece un sabrosísimo menú para degustadores de ficciones potentes. Y luego que, sin más, se trata de un thriller trepidante capaz de seducir a todo tipo de públicos. 

Páginas