Mariló Montero llora a Jesús Hermida

Fue una de las conocidas como chica Hermida y ahora llora la muerte del popular periodista andaluz. Mariló Montero, la presentadora de Las mañanas de La 1, ha protagonizado (quizá) uno de los homenajes a Jesús Hermida más sentidos hasta la fecha. La periodista abría su programa matinal en la televisión pública con un mensaje de lo más triste y en el que (casi) rompía a llorar al terminar su discurso. 

Visiblemente emocionada, Mariló  decía sobre Hermida con él aprendí a respetar esta pequeña e inmensa pantalla. Aprendí a sonreírle a usted. Me llegaron a bautizar y a llamar 'la sonrisa de Hermida'. Aprendí que un minuto en televisión vale oro. Aprendí su poder e influencia y aprendí que el principal valor de la televisión es respetarle a usted. Hermida era pura televisión.

Todo mientras, al finalizar, daba comienzo el programa y se veía la cabecera del programa. Algo que dejaba entrever las lágrimas de Mariló que, superada por la pérdida del que ella consideraba como uno de sus maestros en el mundo de la televisión, rompía a llorar.

Último adiós a Hermida

Antes de ello, la periodista era uno de los personajes televisivos que se acercaban al tanatorio de La Paz donde se encontraban los restos del fallecido Hermida. María Teresa Campos, Terelu o Nieves Herrero (quien también trabajó con Hermida en sus primeros años) fueron otros de los amigos del periodista que quisieron dar su último adiós.

Fotos y vídeo: Gtres y RTVE

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas