Matthew Perry habla claro de sus pasadas adicciones

Matthew Perry, quien se hiciera mundialmente famoso gracias a su personaje de Chandler vuelve a ser noticias estos días. Justo en la semana que acaba de llegar a los 46 años, y poco después de que se le viera en un acto público, junto a su insperable Joey (Matt Leblanc) en la serie vuelve a la actualidad.

Y esta vez no es por algo positivo, ni siquiera un rumor de que pueda volver a Friends: él y todos los componentes en una adpatación cinematográfica. No, en esta ocasión el actor ha hablado sin tapujos de su  vida real. De las dificultades que vive diariamente para poder manterse sobrio. Y es que el hombre que diera vida al irónico y divertido Chandler comenzó a tener una adicción a la vicodina en 1997. 

Después combinó esa toma de pastillas con la ingesta de alcohol. Los problemas de Perry con la bebida siempre han sido muy conocidos. Y esta vez el actor no ha dudado en hablar a las claras de ello.

Una larga batalla

Quizá pueda ser el primer paso para salir de ese pozo, aunque él no lo cree, ya que: no puedes tener un problema con las drogas durante 30 años y esperar que se solucione en 28 días. Me emocionó mucho contemplar la esperanza que había en las clínicas de rehabilitación, que es en torno a lo que gira todo el proceso. Conseguir estar sobrio es algo muy difícil, explica el intérprete ante las cámaras de la revista The Hollywood Reporter. En el vídeo se puede ver a Matthew reuniéndose con tres pacientes del centro Phoenix House de Los Ángeles.

En su caso, además de lidiar con el problema de las adicciones tiene la dificultad de que es una celebridad y se le ha seguido con especial atención este tiempo. Ahora, por suerte para él y gracias  a la ayuda de las clínicas está consiguinendo salir adelante. No en vano, el actor dijo que los centros de rehabilitación son muy importantes porque distancian a los adictos del ambiente en el que consumen. Lo más importante es conseguir dejar de ser tan egocéntrico y ayudar a los demás.

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 21 de junio, transcurría con la normalidad monótona de estas semanas que ya atisban vacaciones veraniegas. 

Y de repente, llegaron las 16:00 horas. Y en Onda Cero comenzó, como cada tardeJulia en la Onda. Pero, en esta ocasión al otro lado del micro sí estaba quien da nombre al programa. 

Ver resumen Ocultar resumen

Esas peleas en las que dos personas se encaran y, como dos miuras, amagan y amagan con embestir pero, finalmente, no llegan a tocarse. Eso sí, cuando se van, comienza el duelo dialéctico: "Ya te pillaré..." o "Esto no va a quedar así". 

Es más, cuando todo ha pasado, cada implicado comenta la jugada con amigos y les dice algo del tipo: "Es que si no me freno, no sé qué habría pasado" o "la próxima, no lo cuenta". 

Pues eso es, exactamente, lo que ha pasado en el debut de Ignacio Aguado como tertuliano en Todo es Mentira. 

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido en la controversia del fin de semana lo de Pérez Reverte despotricando contra la literatura infantil y recomendando a niñas y niños la lectura de La Iliada, La Odisea o, yo qué sé, Guera y paz. Malditos niñatos de hoy en día, que no saben leer ni beben coñá a escondidas. También despreció el creador del capitán Alatriste a Fray Perico y su borrico (y eso si que ha dolido).

El caso es que el cantautor Ismael Serrano decidió seguir el consejo de Reverte y le leyó a su hija fragmentos escogidos de La Iliada.

Páginas