Miley Cyrus, desnuda y bañada en leche: su vídeo más bizarro

Siempre buscando la última frontera de la provocación. Esa es Miley Cyrus. Ahora va a a rodar un vídeo de contenido no apto para menores (ni para mayores con reparos). Si ya imitaron el Wrecking Ball, con éste se van a cebar incluso los famosos

Miley Cyrus se alía con The Flaming Lips (un grupo psicodélico y experimental que suele acompañarla) para convertir Milky Milky Milk en un videoclip donde saldrá desnuda y bañada en leche.

La canción está en el último disco de la reina del twerking, Miley Cyrus and Her Dead Petz, y lo que pretende Miley es desnudarse ella, desnudar a la banda que toca con ella y desnudar a un montón de gente que ejerza de público en el vídeo. Todo el mundo desnudo. Esa es la consigna. Y bañado en leche. Miley Cyrus ya está empezando a dar pistas de cómo será ese vídeo que tiene a sus fans absolutamente locos.

miley-cyrus-desnuda-siempre

Se tratará de un videoclip muy psicotrónico, en plan mezcla de la lisergia años 60 y la provocación warholiana tipo The Factory. Porque Miley Cyrus provoca pero siempre con un importante componente arty.

Vamos, que no se trata sólo de mostrarse como Dios la trajo al mundo. Hay todo un planteamiento. En el cual el desnudo resulta, eso sí, fundamental. No alcanza dimensiones épicas como sus montajes con el clan Kardashian, pero mola todo

La niña terrible

Miley Cyrus ha utilizado su pasado Disney como Hanna Montana para construir un personaje de niña terrible siempre dispuesta a romper moldes. Su permanente modo de exhibirse semidesnuda es el reverso de la nena modosita que cantaba con aire de buena chica en la tele.

Miley Cyrus quiere demoler a conciencia su pasado. Y por eso no hay evento en el que no trate de epatar.

miley-cyrus-provocando

Tiene algo de Lady Gaga pero va más allá de Lady Gaga.  Donde Lady Gaga ha puesto un límite, Miley Cyrus va más allá. Y si el siguiente capítulo es adentrarse en los límites de la pornografía, bienvenido sea. ¿Para qué? Simplemente para ser objeto de atención global de modo constante.

Ya no vale sólo con la música, con una buena gira, con vender discos, con ser premiada. El constante exhibicionismo es la única herramienta en un mundo que demanda de modo constante mirar, contemplar, poseer a la celebrity a través de las redes sociales, los medios on line, youtube...

Milky milky milk es la prueba de que Miley Cyrus va a por todas. Un vídeo que nada tiene que ver con los videoclips convencionales y que estaría más cerca de la videocreación que se muestra en salas de arte pero con un componente erótico de alto voltaje. ¿Funcionará?

Milye-Cyrus-baile-Sexy-bizarro

También la provocación puede provocar saturación. Véase Lady Gaga, reconvertida en actriz tras su fracaso musical con Tony Benett. Quién sabe. Madonna lleva años reinventándose (pero ¿sigue viva aún?):

Por lo pronto, Miley Cyrus sigue siendo una estrella global absolutamente fulgurante. Nadie se atreve a hacer lo que hace ella. Como mucho, Selena Gómez y Ariana Grande se lanzan a competir por el escote más vertiginoso. Y llega, entonces, Miley y posa prácticamente desnuda ante los fotógrafos. Sin trampa ni cartón. A ver quién da más.

Fotos y vídeo: Gtres, Instagram y Zeleb

Ver resumen Ocultar resumen

Si Walter White es, ha sido y será uno de los jefazos televisivos del siglo XXI, Bryan Cranston, quien le diera vida en Breaking Bad, es, ha sido y será uno de los jefazos de la vida. En general. El actor ha vuelto a demostrar que no se arruga ante nada, ni siquiera en un directo, ante una audiencia de 20.000 personas. Y es que a eso fue a lo que se enfrentó el actor en su visita a todo un festival electrónico de referencia mundial. ¿What? Sí, tal cual. 

Ver resumen Ocultar resumen

Vale que Kylie Jenner tiene sólo 17 años. Vale que su modo de vida, lujoso y entre algodones, puede hacerla parecer frágil. Nada más lejos de la realidad. Kylie Jenner es una badass de cuidado y sabe muy bien cómo manejar todo tipo de situaciones, como ha demostrado recientemente con un fan que se pasó de la raya hasta en dos ocasiones. 

Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que que donde hay pelo, hay alegría y en este caso, no anda muy desencaminado quien quiera que lo diga. Emilia Clarke y Cara Delevingne son, desde hace varios años, dos de las impulsoras de la nueva moda de las cejas pobladas. Pero también lo son del buen rollo y las bromas constantes en las entrevistas. Pero claro, si se da la casualidad de que ambas coinciden en una entrevista, no queda otra que obligarlas a hacer un duelo de cejas. 

Páginas