Motivos por los que Carlos Lozano es el ganador de GH VIP

La cuarta edición de Gran Hermano VIP no alcanzará, por dos, el centenar de días habitada. 98 días era la estancia máxima que podían estar los concursantes este año, y serán dos quienes alcancen esa mágica cifra: Carlos Lozano y Laura Matamoros. 

A falta de una semana para saber quién es el ganador, y tras la expulsión de Laura Campos y Rappel, el maletín y los 300.000 euros están entre el presentador y la hija de Kiko Matamoros y Marian Flores. No obstante, es la joven Laura quien lleva la delantera, tras darse a conocer los porcentajes de los dos finalistas: 58,5% de Laura Matamoros por 41,5% de Carlos Lozano

Una ventaja que, por primera vez en la historia, la organización ha dado a conocer, siete días antes de que éste termine. Ventaja que se entiende, además de por el innegable tirón que tiene Laura Matamoros, por la bestial campaña de apoyo que está recibiendo la joven, por parte de pesos pesados de Telecinco.

Carlos-lozano-ganador-ghvip-chaleco

Sin ir más lejos, el universo Sálvame casi al completo, se ha posicionado a favor de la hija de su compañero Kiko Matamoros. Apoyo que, obviamente, vale muchos votos. 

GHVIP-porcentajes-carlos-lozano-laura-matamoros

No obstante, y a pesar de que ambos concursantes se merezcan la victoria, en esta ocasión toca enumerar las razones por las que Carlos Lozano debe ser el ganador de esta edición de Gran Hermano VIP. Reality que, por cierto, nunca ha ganado un hombre. Ivonne Armant, Marlene Mourreau y Belén Esteban dan fe de ello (por cierto, ésta última con polémica de las grandes). Este año, gane quien gane, por lo menos no será rubio. Algo es algo. 

Renacimiento de un animal televisivo

Parece que hayan pasado mil años, pero no hace tanto que Carlos Lozano era el referente televisivo del formato que llegó con el nuevo milenio para arrasar en audiencias: el talent show. El presentador fue el elegido para llevar Operación Triunfo desde 2001 hasta 2004, pero el paso del concurso de TVE a Telecinco, hizo que Lozano no continuara en el proyecto y desapareciera por completo. 

Carlos-lozano-ganador-ghvip

12 años más tarde, y tras ver que sigue en plena forma, Mediaset ya le está buscando un programa (aquí tiene alguna sugerencia), para convertirle en su fichaje estrella, junto a Bertín Osborne, a quien ya dan la bienvenida el resto de compañeros del canal. Amigos, los clásicos nunca pasan de moda y Carlos Lozano es más clásico que Beethoven, el Ford Mustang y Chimo Bayo juntos. Tenerle de vuelta siempre es una buena noticia para la televisión. 

El arte de hablar solo

Carlos Lozano va a estar 98 días en total en la casa de Guadalix. Pues bien, no habrá pasado uno solo sin que se haya pegado una conversación trascendental y profunda... ¡consigo mismo! Tal cual.

Carlos-lozano-ganador-ghvip-habla-solo

Lozano ha elevado a categoría de tendencia, el arte de hablar con uno mismo. La instrospección más absoluta, delante de millones de personas, o la paradoja de la sociedad Gran HermanoGeorge Orwell iba muy encaminado

La rueda de prensa

La 13ª gala dejó un momento histórico en Gran Hermano. La prensa especializada entró en la casa para realizar una rueda de prensa con los concursantes que, obviamente, no esperaban un acontecimiento como ése.

Carlos-lozano-ganador-ghvip-prensa

Pues bien, a pesar de la sorpresa, la presión y las circunstancias, Carlos Lozano regaló a la audiencia una intervención casi perfecta. Simpático, distendido, bromista, seductor... Su rueda de prensa fue de manual y aquí puedes recordarla

Ha dado juego

Dicen las directoras de casting de GH que descarta, de forma automática, a todo aquel que asegura dará juego en la casa. Carlos Lozano no es de los que presuma de jugón, y mira que podría.

Carlos-lozano-ganador-ghvip-habla-solo-fiesta

En casi 100 días, ha dado espectáculo de todos los colores, con mención especial a las primeras fiestas, donde lo dio todo. Un concursante total que, para bien y para mal, ha dado al programas horas y horas de vídeos

De Casanova trasnochado a madurito enamorado

Cuando perdimos la pista a Carlos Lozano, era un seductor incorregible que tenía en el arte de amar su pasatiempo más habitual. Su entrada en la casa, sin embargo, nos regaló una versión desconocida del presentador.

Carlos-lozano-ganador-ghvip-miriam

A sus 53 años, y a pesar de los pibones que había en la casa (véase Liz o Belén), se ha mostrado como un hombre enamorado y loco por su chica. No es de extrañar, viendo el monumento que es Miriam Saavedra

El juego queda en Guadalix

A diferencia de muchos compañeros, Carlos Lozano ha ido a Guadalix de la Sierra a divertirse. Y lo ha conseguido, por momentos, y a pesar de la presión a la que le han sometido sus compañeros. Compañeros a los que, a pesar de todas las perrerías, ha ido despidiendo con elegancia y cariño, en todas y cada una de las expulsiones que ha vivido semanalmente, pues no se ha librado casi ninguna semana. 

Carlos-lozano-ganador-ghvip-adios

Carlos es veterano de guerra, por eso sabe que la convivencia es una cosa y la calle otra. Cuando salga de la casa, dejará allí sus armas y saldrá a la calle dispuesto a retomar relación con todos y cada uno de los que han sido compañeros de su edición. Algo que, a buen seguro, no entra en los planes de la gran mayoría de ellos. 

El misterio del pelo

Por último, y no menos importante, Carlos Lozano debe desvelar el gran misterio de su pelo. Durante la semana, las alopecia de Carlos era patente y visibles desde todos los ángulos.

Carlos-lozano-ganador-ghvip-confesionario

Pero como por arte de magia, los jueves no había rastro de cartón en su cabeza, salvo en la coronilla. ¿Cómo lo hacía? Si lo cuenta antes de salir, seguro que ganará un buen puñado de votos. Sea como sea, confiemos en que no le hagan falta. Carlos, ganador. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Páginas