MYHYV: Jornada Disney para Steisy; ni sí ni no con Alejandro y cobra a Dosel

Si el trono de Steisy fuera una película de Disney, ahora mismo estaría por la tercera entrega. Y lo mejor es que aún, como mínimo, le quedarían dos más. Eso sí, lo bueno de Steisy es que ella vive cada una de ellas más intensamente que la anterior. Así es la tronista, apasionada y entregada a la causa del amor, aunque a veces duela. Y este martes ha dolido. Mucho. 

En el anterior programa, la granadina vio como Alejandro hacía algo que ella le pidió, reiteradas veces que no hiciera: abrir el sobre rojo. Un sobre rojo que, como ella misma ha confesado, era una trampa para ver si Alejandro estaba ahí por Steisy o por el trono. 

La tronista lleva tiempo con la mosca tras la oreja porque cree que su pretendiente quiere el trono que se ha quedado libre de Iván, y por eso no está al 100% por ella. De hecho, así se lo ha hecho saber. Siempre intentas dejar algo en el aire. Nunca quieres estar bien conmigo. Y es que, según la tronista, Alejandro no quiere cerrarse la puerta a un futuro trono. 

Steisy y Alejandro han tenido una discusión de pareja pura y dura

Eso sí, antes de acusarle directamente, la joven le ha contado su plan y cómo ha caído de cabeza en él. Te he escrito esta carta para ver si te pillaba y has caído de cuerpo entero. Te has metido de cabeza en la trampa y estoy muy arrepentida de haberte dado el abrazo cuando tú me has hecho daño. 

Sobre rojo maldito

Para recién llegados, Steisy hizo llegar a Alejandro un sobre rojo, pero no le dijo que era suyo. El objetivo de Steisy era que su pretendiente pensara que el sobre era una invitación a ocupar el trono, por lo que le pidió que no lo abriera y se quedara con ella. ¿Cruel? Sí. ¿Inteligente? Mucho. Sobre todo porque Alejandro lo abrió y se llevó el chasco: No Trono, No Party. 

Obviamente, Steisy se enfadó. Hasta tal punto, que este martes ni le ha saludado al llegar al plató. Con Steisy no se juega, Alejandro, deberías saberlo. 

La famosa trampa del sobre rojo con mensaje cifrado

Ante tal panorama, el pretendiente ha tirado por la calle central: abandono. El problema que tiene es que no se fía de mí y yo no le he dado motivos. No puedo estar con niñatadas. Tiene 24 años. No es una niña. Está claro que las palabras de Alejandro no han ayudado a arreglar el asunto. Así las cosas, y tras dejar claro que él no quería el trono, se ha ido. Y Steisy no ha movido un sólo músculo. Tensión en plató. 

Disney throne

Pero, no olvidemos que esto era una película de Disney y que tiene que haber final feliz. O al menos aproximado a la felicidad. Alejandro, tras salir y respirar, ha recapacitado, ha vuelto al plató y se ha sincerado con Steisy. No sabía que te había hecho tanto daño. Mil perdones. A Steisy con uno le bastaba, pero los otros 999 se los guarda para ella. Abrazo y reconciliación en plató. Momentazo. 

Pero momentazo con duda, pues Steisy sigue sin estar segura de si Alejandro quiere estar con ella o quiere el trono. Complicada situación. Eso sí, peor es la situación de Dosel, quien ha pasado de hacer planes de futuro con Steisy a que ésta le haga la cobra. Auch. Eso duele.

Una cobra duele pero Dosel sabe cómo puede recuperar a Steisy

Si alguien se lo ha currado con la tronista, ha sido Dosel. Pero esto es un maratón y aunque él empezó con mucha ventaja, ya le han cogido. ¿Conseguirá recuperar? Apostemos por el sí. De momento, ya ha abandonado la silla caliente. Dosel, el Reconquistador, está de vuelta. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Netflix ha desvelado, por fin, el esperado  tráiler oficial de Insiders, el primer reality de Netflix en España.

El 21 de octubre, de la mano de Najwa Nimri (La casa de papel), conoceremos todos los secretos de este reality de convivencia en el que el espectador descubrirá una nueva forma de contar la realidad.

En un mundo en el que los concursantes de realities se las saben todas, ¿cómo conseguir que los participantes muestren su verdadera cara?

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Páginas