MYHYV: Labrador estalla al conocer un posible complot contra él

La tensión había estado presente en los últimos días en el trono de Lukas hasta el punto de que su continudad en el programa pende de un hilo, cada vez más fino y que no es sostenido ya por nadie más que por Yessica. 

Pero la tensión en Mujeres y Hombres y Viceversa es algo habitual en el dating show de Telecinco, casi un ingrediente más del programa. En esta ocasión, el trono de Labrador ha vivivo una jornada convulsa. Casi al borde de la extinción del mismo y del adiós del tronista al programa. 

Al inico del programa de este lunes, Emma García anunció que el ex de Gandía Shore estaba muy molesto. Y no hubo que esperar mucho para ver su cara. Descendió las escaleras visiblemente enfadado. Le habían llegado mensajes con unas informaciones que no le gustaban nada. ¿De nuevo Labrador iba a dejar su trono como un solar?

Los grupos de whatsapp los carga el diablo

El motivo del gran enfado de Labrador era un grupo de Whatsapp. No un grupo cualquiera, sino uno que está compuesto por sus pretendientas y que lleva el nombre de Rivales. 

A él en el pasado le habían llegado informaciones de que iban todas contra Jennifer -su nueva chica favorita- y ahora lo había corroborado con varios pantallazos. Por eso, preguntó directamente a Ana si ella sabía de la existencia de tal grupo. 

No le quedó otro que admitirlo. Lo cual supuso un disgusto para el tronista valenciano que no entiende por qué sus chicas, que en teoría no son amigas, comparten grupo de Whatsapp y confidencias en el mismo. 

Además todo se complicó aún más para Ana cuando se supo que Ana Anginas había pertenecido a dicho grupo, pero que fue expulsada por la más veterana al saber que se había negado a hacer un complot contra Labrador. 

Un complot contra Labrador

Anginas confesó que lo que ocurrió era que el único objetivo del grupo era desestabilizae a Jennifer: a lo cual ella se negó. Aunque lo peor fue que el tronista viera un mensaje en el que Ana veterana urdía un complot. 

El resultado, antes de que hubiera lugar a explicaciones, fue que Ana iba directa a la silla caliente. Momento que aprovechó Ana Anginas para cargar las tintas contra Ana. Estaba tocada y ella veía que podía hundirla.

Así dijo que Ana pretendía que las chicas dejaran a Labrador; lo cual acabó costándole el sitio a Anginas. La sensación que le ha quedado a Labrador es que no puede confiar en sus chicas y su trono queda muy tocado.

Eso sí, quien sale reforzada es Jennifer, que desde que ha llegado ha ganado mucho terreno hasta el punto de ser la gran favorita ahora. ¿Conseguirán remontar el resto? Aunque parece que el final de Ana ha llegado. No ha sido este lunes, porque se ve que le gusta mucho a Labrador pero puede haber empezado a decir adiós. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Máxima expectación la que se ha generado desde el pasado jueves, día en que fue expulsada Chari de Gran Hermano VIP. ¿El motivo? Bien podría ser que sólo quedan dos semanas para la final. O que Belén Esteban volvió a hablar con Andreíta por segunda vez en la edición. Pero nada de eso. Es más, la expectación tiene más que ver con Gran Hermano 15  que con Gran Hermano VIP. Y es que una de las anteriores inquilinas de la casa, será portada de Interviú. Morimos de amoooor. 

Ver resumen Ocultar resumen

Día de muchos sentimientos, roces y abandonos en Mujeres y Hombres y Viceversa. El trono que más se tambalea es el de Manu que comienza a perder a gente. Y es que Susana y María, siguen sin encajar bien la entrada de Rachel que ha llegado al programa con toda la intención del mundo de llevarse a Manu. La gota que colmó el vaso de la paciencia de ambas pretendientes fue la cita del tronista con la chica nueva.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

 

Tras dos meses de idas y venidas, expulsiones, repescas, engaños, estrategias, discusiones, regalos de despedida, flirteos y mucho más, tocaba elegir. La cuarta edición de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? llegaba a su fin y lo hacía, como era de esperar, con muchas preguntas por responder. Y es que, a excepción de David, pocos tróspidos tenían claro qué iban a hacer con su corazón. 

Páginas