Neve Campbell ficha por House of Cards ¿dónde se había metido?

Ocurre con cierta frecuencia que a actores o actrices a las que se les veía su trabajo con asiduidad, de pronto empiezan a dejar de ser tan habituales en cine y televisión. No es  aquello de que se les tragó la tierra, pero casi.

Y eso es lo que ocurrió a Neve Campbell, que ahora que cuenta con 41 años vuelve a tener una oportunidad para demostrar la altura en la que se encuentra como actriz. Y es que tras varios años habitando en el olvido, la canadiense vuelve a tener un papel de largo recorrido como será el que interpretará en la cuarta temporada de House of cards.

El drama político emblema de Netflix, que tiene previsto estrenarse en los primeros meses de 2016 contará con este nuevo rostro femenino. Campbell encarnará un personaje regular que convivirá con Frank Underwood. Habrá que ver hasta qué punto llegan a conocerse.

Desde Canadá a la Casa Blanca

Pero sin duda, para la actriz su fichaje por House of cards supone la ocasión de resarcirse y retomar una carrera, que hace unos años, apuntaba muy alto. Sobre todo alcanzó la cima con su papel de Sidney Prescott en la saga de Scream, que le situó como una de las más conocidas a nivel mundial, sobre  todo entre adolescentes.

Ahora regresa a la televisión; los que fueron sus orígenes, pues ella tuvo su primer papel reconocido en la serie Cinco en Familia, donde también destacaron Jennifer Love Hewitt y Mathew Fox. La serie, que fue ganadora del Globo de Oro, se mantuvo cuatro años en antena. Momento en el que despegó la carrera de Neve Campbell coincidiendo con su aparición en Scream.

Antes de ello, había  trabajado en su Canadá natal del año 1992 a 1994 en la serie Las aventuras de splinter, que le pusieron en el escaparate de los cazatalentos, que la vieron como una estrella en ciernes.

Una etapa, lejos de los focos

Algo que fue demostrando con sus actuaciones, sobre todo en Scream, donde encantó a público y a crítica. Tras el éxito de esa saga cinematográfica optó por películas de un aspecto menos comercial. Proyectos más íntimos que buscaba Campbell, y que fueron acogidos muy bien por los críticos, si bien no tanto por el público, que no le acompañó en las salas de cine. Pánico, en el año 2000, y The Company, que versaba sobre la compañía teatral Joffrey Ballet de Chicago

En este último proyecto. Neve Campbell se implicó más allá que la actuación, al producir y co-escribir la cinta, que no fue un éxito. En esa senda continuó con When Will I Be Loved. Esa película de cine B, siguió el mismo camino que las anteriores. No conseguía la actriz que ninguna de sus actuaciones tuvieran recompensa en taquilla.

Así, que un par de años después optó por introducirse en el mundo del teatro de Londres donde probó suerte con Resurrection Blues del genial Arthur Miller. Las críticas volvieron a ser positivas, pero ya Campbell estaba muy alejada del foco mediático; que recuperó en parte con su vuelta a Scream en 2011. Ahora formar parte del elenco de House of cards puede ser su definitiva resurrección.

Fotos: Gtres, Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Le han dado el Premio Nacional de Cinematografía. Con todo merecimiento. Porque José Sacristán es un grande de nuestro cine. Un grande del cine mundial. La voz de trueno más hermosa y reconocible. Un icono.

¿Y cuáles son sus mejores trabajos?

Difícil elegir.

Pero he aquí una selección de títulos en los que José Sacristán brilla aunque, incluso, la película sea tirando a mala. Vamos allá.

Ver resumen Ocultar resumen

Ojo, Miley Cyrus, que Black Eyed Peas y Coldplay te adelantan por la derecha. 

Pedro Sánchez ha pasado de recomendar pizzas cojonudas a intercambiar mensajes con lo más selecto de la música mundial. Bueno, y a dirigir un país ante la peor pandemia del último siglo, entre otras cosas. 

De hecho, a raíz de la pandemia, muchos rostros conocidos están reclamando que las vacunas también lleguen a quienes no tienen acceso sencillo a ellas. 

Ver resumen Ocultar resumen

Van camino de 10 años juntos en antena y se nota. 

Sandra Sabatés y Wyoming son mucho más que compañeros. Su asociación, su química y su complicidad se nota en esos momentos en los que se permiten saltarse el guión y demostrar que se conocen como si se hubieran parido. De forma figurada. 

Una muestra de este buen rollo entre ambos la han dado en la edición de este jueves de El Intermedio. 

Páginas