¿Nos engañó a todos Breaking Bad con su final?

AMC

Absténganse de leer lo que viene a continuación aquellos que no hayan visto el final de Breaking Bad y aún tengan interés en hacerlo. Y es que el, ya legendario programa, de Cazadores de mito lo ha vuelto a hacer. Han decidido recreaar la famosa escena final en la que Heisenberg, en un viaje de arrepentimiento y reencuentro consigo mismo, vuelve a ser Walter White. O eso pretende él.

Pongámonos en situación. Jesse está secuestrado y forzado a trabajar cocinando metanfetamina por el grupo de neonazis, que primero mata a Hank (cuñado de Walter) y después se lleva todo el dinero y a su socio. 

Heisenberg ya es sabedor de que le queda poco, su exilio a Alaska debe llegar al final. Sobre todo, porque el cáncer avanza inexorablemente y él pretende dejar cubierta económicamente a su familia. Y Jesse no deja para él de ser casi un hijo. 

Así que decide idear un plan al puro estilo MacGiver. Lo cual fue muy criticado. Muchos lo tachaban de irreal; de demasiado peliculero. No cabía imaginar una solución así. 

Un final legendario 

Walter llega al lugar donde tienen retenido a Jesse. Supuestamente acude para comprobar que se han desecho de él. Aparca su coche frente al salón donde se van a reunir. Dentro del maletero lleva un dispositivo con una ametralladora, que será accionado autománticamente. Entra a la casa y fuerza una discuión con Jesse, delante de todos. Llegan a las manos, y Walter tira al chico al suelo. En ese instante se desata todo.

La puerta del coche se abre con un resorte y la ametralladora comienza a escupir balas que aniquilan a todos. Menos a Pinkman, a Walter y a Todd. Al cual acaba matando Jesse. 

Muchos apladieron la escena. Otros no, porque la vieron demasiado irreal. Casi imposible. Y ahí llega el turno de los Mythbusters que junto a Vince Gilligan (creador de la serie) han hecho la comprobación empírica. Vean el vídeo y disfruten. 

Fotos: Redes sociales

Vídeo: Youtube

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Espectacular con todas las letras el final de la quinta temporada de The Walking Dead. No sólo la season finale, con 104 minutos de auténtico espectáculo televisivo, sino la última tanda de ocho capítulos, en los que la serie ha bajado el ritmo para hablar de lo humano, de lo divino y de lo no muerto, para coger impulso de cara a la nueva temporada. 

Ver resumen Ocultar resumen

Con el olor del incienso, la luz de los cirios y el ruido de las cornetas y tambores suele llegar también el tiempo de las historias bíblicas en televisión. En este caso se aleja de la Pasión de Jesuscristo, del Monte los Olivos, la Crucifixión y viaja al Antiguo Testamento.

Ver resumen Ocultar resumen

Como diría el gran José Mota, las gallinas que salen por las que entran. Si AMC despedía este domingo la quinta temporada de su serie fetiche, The Walking Dead, también regalaba a sus millones de espectadores el primer adelanto de la que será precuela de la misma, Fear the Walking Dead. 

Páginas