Pablo Motos: o le amas o le odias

Mantener un programa en antena durante diez años tiene mucho mérito. Además si lo haces habiendo pasado por dos cadenas, como Cuatro y Antena 3, el mérito se multiplica. Pero mantenerse tanto tiempo en la parrilla puede llegar a quemar, y mucho.

Tanto, que un programa, que supuestamente llegó como un soplo de aire fresco, y con la intención de renovar la oferta televisiva es muy probable que acabe repitiéndose hasta casi doler.

Algo así le ha sucedido a El Hormiguero y a su cara visible, Pablo Motos. Son muchas las voces que ven agotados los chistes del programa de Antena 3, que creen que las gracias de su presentador y la forma de hacerlas están ya agotadísimas, y lo mejor que podrían hacer es acabar con ellas.

¿Odias a Pablo Motos?

Una corriente negativa hacia el presentador de Atresmedia que ha cobrado vigor a raíz de un artítculo crítico -y muy divertido- del diario El Mundo, en el cual nos enumeran hasta 30 cosas que habría que echarle en cara. 

Diana Aller saca el cuchillo, bien afilado, y descuartiza al personaje y a su programa. Desde que su barba pelirroja crea desconfianza, pasando por que hablar con hormigas es muy raro (y más en un adulto); que vive alejado de la realidad, hasta que es el único que habiendo hecho el reto Men's Health no ha conseguido estar bueno. 

¿Pero odia todo el mundo a Pablo Motos? Si atendemos a las audiencias que marca el programa de Antena 3 hay que decir que no, que hay muchos espectadores que siguen siendo fiel a él, a su formato y a sus bromas. Por muy repetitivas que parezcan y que nos lleve a estar, por momentos, en un día de la marmota, donde los chistes sobre El hombre de negro se repiten en un bucle sin fin. 

Y aquí además no está Bill Murray para mejorar el producto final. No, aquí está Jandro con sus bromas y experimentos. Y, claro, no es lo mismo. 

Pero más allá de los espectadores, también hay fieles a Motos. Algunos celebérrimos como Will Smith. Una unión de actor y presentador que ha dejado momentos divertidos en antena, y que se ha repetido con mucha, mucha frecuencia. De hecho, es probable que cada película que ruede Smith tenga que ser promocionada por contrato con Trancas y Barrancas como testigos.

También le cae bien a Bertín Osborne. El uno y el otro han acudido a sus respectivos programas para deleite de sus fans y bochorno de aquellos que no les soportan. Eso sí, ese día Bertín no tuvo que llamar gilipollas a nadie por acusarle de machista. 

Pero también hay celebridades que han acudido al show de Motos que han salido disgustadas del encuentro catódico. Y es que Jesse Eisenberg confesó en el programa de Connan O'Brien, que creía que se estaban riendo de él; mientras que Charlize Theron no entendía ni a qué público estaba destinado; y confesó en el programa de Jimmy Kimmel haberlo pasado mal.

Quizá el hecho de que las estrellas pasen, a veces, a un segundo plano pueden hacer que no se sientan nada cómodas. Aunque otros como Hugh Jackman se adaptan y muestran una gran química con Pablo Motos. ¿Será por que sólo han visto el programa una vez?

Los hay que le aman

Es obvio, que en el pasado el programa no necesitaba de nombres famosos para hacer reír, que lo que utilizaban eran colaboradores con capaciad de generar humor en sus apariciones. Ahora el programa ya no huele a novedad, sino a caduco.  

Otra razón para no amar con furor a Pablo Motos son las entrevistas; que parecen estar guionizadas hasta el extremo, sin dejar ningún margen para la improvisación

Algunos desearán larga vida a El Hormiguero; otros querrán que lo cancelen cuanto antes y que las dotes de ligoteo que Motos muestra en algunas entrevistas, las utilice en la barra de un bar. 

Aunque quizá quien lee esto se un fan entregado de Motos y de El Homiguero; y con él consigan lo prometido por el programa; morir de la risa. Otros, seguro que encuentran más gracioso al tipo del parche de Intereconomía. ¿Tú de qué lado estás: junto a lo que le odian o junto a los que le aman? 

Fotos: Atresmedia y Cuatro

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Nos guste o no el fútbol, a veces miramos El Chiringuito porque es una especie de concurso de histrionismo con algunas figuras cuya capacidad de delirio resulta apabullante.

Es el caso, por supuesto, de Tomás Roncero, madridista hasta la médula y a quien la marcha de Sergio Ramos le trae a mal traer.

Y, naturalmente, había que exhibirlo en la televisión, que para eso está.

He aquí el momento.

Ver resumen Ocultar resumen

Viernes 18 de junio. Julio Ruiz se despide de ustedes. Su Disco Grande es historia de la radio. Arrancó su andadura este espacio musical en 1971, cuando Julio Ruiz contaba con tan solo 18 años y se iniciaba en Radio Popular FM. Después pasó por Radio Cadena Española, Radio 4 y, al fin, en 1991 recaló en Radio 3 cuando Radio 3 se hizo definitivamente moderna en el antiguo sentido de la palabra.

Ver resumen Ocultar resumen

Los caminos que de las celebridades televisivas son inexcrutables y se cruzan cuando menos te lo esperas. Véase el caso de dos personalidades tan diferentes como Kiko Matamoros y Antonio Maestre. Resulta que le colaborador de Sálvame es, contra todo pronóstico, un lector voraz de alta literatura y ensayos. Kiko Matamoros opina acerca de sus lecturas en Twitter y se metió de lleno en la polémica abierta por Ana Iris Simón con Feria (si, el libro que Jorge Javier también está leyendo).

Páginas