Paola, pretendienta de Manu en MYHYV, desnuda en Interviú

Telecinco

Si Manu no tenía claro con quien abandonar el trono de Mujeres y Hombres y Viceversa, puede que la edición de este lunes de la revista Interviú le ayude a aclarar las dudas. Puede que el tronista de Mataró ya conociera lo que hoy ha conocido toda España pero ser portada de esta revista, no está al alcance de cualquiera. Pero claro, Paola Pimentel no es cualquiera, como ya hemos comprobado. 

La pretendienta italo-dominicana ha sido, desde el principio, una de las grandes favoritas a llevarse a uno de los mejores tronistas de los últimos años. Paola no sólo ha demostrado que está dispuesta a todo por Manu, sino que la química entre ellos es brutal y el tronista nunca ha ocultado su debilidad por ella. 

Eso sí, por un día (bueno, por varios), el bueno de Manu va a tener que ceder el protagonismo a su pretendienta. Y es que la portada de Interviú es infartante. Eso sí, las declaraciones de la joven, como suele ser habitual con pretendientas y tronistas, tampoco dejarán indiferente a nadie. 

¿Ligar? A todas horas

Eso sí, Paola comienza la misma con algo que mucha gente ya presuponía: ligo hasta en el supermercado. Nos lo creemos, Paola. Eso sí, a todo el mundo llama la atención que la italiana deje el país de los ligones por excelencia, para venir a España a buscar el amor. Pero claro, todo tiene una explicación: Manu. 

Paola Pimentel en todo su esplendor

Lo vi en televisión y no tuve duda: voy a por él. Cada noche, al salir de trabajar, me ponía el programa en el ordenador, confiesa la pretendienta, quien regenta una tienda en de ropa en su país. Con lo que no contaba la italiana era con la dura competencia que iba a tener. Y es que lo suyo es amor del bueno. Si no me elige, me muero. Esperemos que no sea para tanto. 

Lo cierto es que, echando un ojo a sus redes sociales, no deja de mandar mensajitos y guiños a Manu. En el amor y en la guerra todo vale y parece que Paola sabe mucho de ambas. Y es que en el mundo de las conquistas, Paola no tiene problemas pero ella quiere algo más. Eso que Manu está en disposición de darle. No es una cuestión de ligar, es ir más allá. Manu me gusta de verdad. 

La distancia no es problema

Ante tal panorama, cabe la opción de que el tronista no la elija. Pero también que se quede con ella. En tal caso, ¿qué pasaría? Nos conoceríamos fuera y a vivir el momento. Pero claro, en algún momento vívido deberían afrontar un pequeño problema: los miles de kilómetros que les separan. ¿Hemos dicho problema? Para Paola no lo es. Se cambia y sin problema. Yo por amor voy donde haga falta. 

Dicho lo cual, tan sólo queda que Manu se quede con ella. Algo que, tras ver el reportaje fotográfico y leer la entrevista, seguro que tiene cada vez más en mente. La respuesta llegará pronto. Muy pronto. Mientras, a contar cuánto tarde en agotarse la edición de la revista esta semana. 

Fotos: Interviú y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Ver resumen Ocultar resumen

"No, no he muerto"

¿Qué tiene que pasar para que una persona viva tenga que confirmar que lo está? Claramente, que alguien se lo cargue. 

Pues eso es lo que le ha pasado al Maestro Joao, quien ha tenido que salir al paso de la noticia de su propia muerte. Sin duda, el plato de peor gusto que alguien se puede desayunar. Aunque, siendo sinceros, ¿hay algo más satisfactorio que leer la muerte de uno mismo, sabiendo que no es así? 

Páginas