Parejas que ni en la ficción son creíbles

Se dice siempre que el amor no entiende de edades, ni de condiciones que incluso los polos opuestos se atraen y acaban conformando parejas muy estables pese a que muchos no apostaran un euro por ellas. Ocurre en la vida real, en el cine y cómo no en el mundo de la ficción televisiva.

En las series se han podido ver las pareas perfectas que se enredan en su historia pero acaban finalizando juntos; y también se ha podido comprobar que el amor a veces triunfa, otras no, entre aquellos que no ‘pegan ni con cola’.

Si hay una pareja estable en la ficción actual, han tenido un bebé en común, es la formada por Jay y Gloria. La primera diferencia que salta a la vista es la edad, y cómo no el físico. Él un hombre cerca de la jubilación, ella joven, sexy y llena de dinamismo. Pero en realidad, aunque algunos puedan dudarlo forman una pareja perfecta. Él es un gran padre para Manny y los dos además generan situaciones muy divertidas.

En España también hay parejas extrañas

Otra pareja, que es criticada por su diferencia de edad, en este caso en una comedia española es el caso de Enrique Pastor y Judith. La gran diferencia es que estos no son una pareja sólida, por mucho hijo en común que tengan, y es que a la psicóloga sí que le preocupa que ‘papuchi’ sea más mayor que ella.

Otra pareja que también tenía diferencia en cuanto a los años, pero sobre todo en cuanto a la altura ha sido Sansa Stark y Tyrion Lannister. Vale, que igual como pareja, pareja no cuentan pero es que se acabaron casando. Eso sí, nunca llegaron a tener sexo y eso que el pequeño de los Lannister es todo un león.

De las máximas que se defienden es que los polos opuestos se atraen y esa podría ser la razón para explicar la relación entre Ángel y Duffy; él es un vampiro (con aire romántico), pero un vampiro. Ella, una cazavampiros; si bien en este caso se cazaron el uno al otro.

Algunos como amigos sí, pero no como pareja

Quienes sí que tenían un punto en común para iniciar su idilio como pareja eran Dexter Y Hanna. Si ya es difícil encontrar a una pareja con gustos comunes si esos son matar a gente la cosa se complica.

Y luego siempre está la posibilidad de liarse con un vecino, amigo, alguien del trabajo por muy estrafalaria que resulte la pareja. Vivir puerta con puerta fue razón suficiente para que Leonard lo intentara y lo consiguiera con Penny.

También puerta con puerta, e incluso luego juntos, vivieron Rachel y Joey en Friends. Él un mujeriego indomable; ella la chica con la que todos querrían estar pero que cualquier fan de la serie la veía con Ross. Y así fue al final, pero cuando lo intentaron Rachel y Joey no pudieron pasar más allá de un par de besos, eran tan amigos que no podían pasar la barrera.

Los seguidores de Friends lo agradecieron. No se hubiera entendido mucho que acabaran juntos; aunque como se ve a veces hay parejas que funcionan pese a que muchos no lo crean. 

Fotos: Twitter, Instagram, Facebook

Ver resumen Ocultar resumen

Lo que son las cosas, ¿quién iba a decir que Floyd Mayweather, antes de vencer a Manny Pacquiao, tuvo como sparring a Justin Bieber? Pues sí, el ganador del combate del siglo preparó dicha pelea con el cantante canadiense. Quizás fue ésa la clave de su victoria. 

Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que la natación es el deporte más completo. Discrepamos. Al menos, en la variante kamikaze que lo practica Aly Eckman en este vídeo. Eso sí, hay que reconocele a la actriz su valentía y simpatía, primero por hacer el salto del ángel fail y luego por compartirlo. ¿Cómo no la vamos a adorar? 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Edurne afrontará en los próximos días una de esas experiencias que marcan la carrera de muchos de los cantantes que la viven; y es que el festival de Eurovisión se quiera o no sigue atrayendo la atención de una legión de fieles. La cantante madrileña no es de esa estirpe de solistas desconocidas que viven el festival como la gran oportunidad para darse a conocer, sino que ella es de las que llega a la competición con una trayectoria consolidada a sus espaldas.

Páginas