¿Pero de verdad es tan odiado Nico Abad?

Conste que nosotros no lo creemos y que, a veces, el ruido de las redes sociales es mucho más que las nueces de la opinión real de los espectadores y espectadoras.

Pero sí, Nico Abad no deja indiferente a casi nadie.

Buscó en los inicios de Cuatro a la persona que mas sabía de televisión en todo el mundo, compartió 'hora wiki' con Raquel Sánchez Silva en el ocaso de Canal Plus, fue el chico de los deportes de Lo+ Plus, y durante un tiempo era uno de los rostros del fin de semana de los deportes en Cuatro.

Llegó el año 2013 y con él la oportunidad de marcharse a Telecinco, se rompía su pareja con Juanma Castaño y se iba a aficionar a las motos. No en vano, se encargó en cada retransmisión de recordar que sí, que le gustan las motos. Un grito de guerra que en las redes sociales pronto se convirtió en críticas para él. 

Tanto, que casi no había retransmisión de Gran Premio de motociclismo en el que no fuera trending topic por la cantidad de seguidores que le mencionaban.

ADEMÁS: Se acabaron 'Los Manolos', Lama abandona Deportes Cuatro

Un estilo criticado en redes sociales

Ahora, Nico Abad retorna a la que fue su casa (ya estaba en las noches) y desde el pasado 19 de septiembre presenta con Manu Carreño Deportes Cuatro, que siempre fue conocido por 'Los Manolos' y que tras el despido de Lama tendrá que ser rebautizado. Al menos, en cuanto a nombre oficioso. 

¿Recibirá tantas críticas Abad como le sucede cuando narra las carreras de motos? ¿Hará olvidar la figura de Manolo Lama, que fue clave en el programa durante una década? 

Porque si algo ha escuchado Abad durante este trienio en Telecinco han sido palos, aunque también ha habido halagos. Eso sí, cuando Jorge Lorenzo se alzó con el campeonato del mundo y dijo "Lorenzo pentacampeón del mundo por tercera vez"  su nombre pasó a ser mencionado en Twitter con más rapidez de lo que prende la pólvora. 

Al menos, lo que sí hay que reconocer al ahora presentador de los Deportes de Cuatro es que le dio un sello propio, personal e inconfundible. Ya ha dejado varias frases para el recuerdo como: "¡Poleeeeeeee!" o ¡Madre mía el niño!.

Aunque si hay un grito por el que se le reconoce más allá de su declarado y constante amor por las motos es "Mar-queeeeeez", cada vez que el piloto catalán consigue alzarse con un triunfo o realiza un adelantamiento marca de la casa. 

Un estilo que pese a las críticas y que no gustara a algunos sí que se demostró rentable. Pues Telecinco y los grandes premios de motociclismo firmaron datos que supusieron un récord. Más de tres millones de media y un total de 30% de la audiencia seguía las carreras; llegando a grandísimos picos como el GP de Valencia donde reventaron los audímetros: casi seis millones de personas y un 53.5% de share. 

Acepta las críticas 

En una entrevista con Motociclismo habló sobre lo que siente ante las círiticas contantes y justificó su estilo para poder llegar a más personas, que a aquella minoría entendida en motos: "Yo tengo que conseguir que la gente se interese, entienda lo que está viendo y se quede. Luego es cierto que si no has visto nunca un espectáculo como éste te enganchas, pero tengo que contarlo para que tres millones de personas no cambien de canal, para que se den cuenta de que los otros programas no ofrecen nada nuevo y aquí puede pasar algo que nunca han visto. Tengo que transmitir las sensaciones que se viven en el circuito, la velocidad de las motos, lo que no se percibe desde casa" 

ADEMÁS: Volvieron las motos y volvieron las críticas a Nico Abad 

Unas críticas a un estilo que ha generado hasta una imitación en Crackòvia. Algo que va a tener en común con Carreño y Lama que también son imitados en el programa de la TV3. 

Fotos: Mediaset/Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Con la verdad por delante se llega a todos los sitios. 

Eso es lo que debió pensar Wyoming cuando un espectador optó por corregirle un pequeño error que cometió, a propósito de la mención de un conocido videojuego: Street Fighter II

Ver resumen Ocultar resumen

Mariano Rajoy ya sonaba a antiguo cuando era presidente del Gobierno. Ahora suena antediluviano. 

A pesar de todo, el ya retirado político ha tenido un baño de masas populares en la presentación de su segundo libroPolítica para adultos. 

Sin entrar en el contenido del libro, los invitados y las cobras que se han hecho, si algo ha recordado el sarao de Rajoy es lo tremendamente memeable (si se nos permite la palabra) que es el ex presidente de Gobierno. 

Ver resumen Ocultar resumen

Mariano Rajoy ha vuelto, al menos por un día, a la primera línea informativa

Y lo ha hecho para presentar un libro titulado Política para adultos. 

Curiosamente, dos de sus invitados han hecho caso omiso a lo que propone el libro y han protagonizado una cobra que ha dado mucho que hablar. 

Páginas