Primera y última escena de los asesinados más impactantes de Juego de Tronos

Si alguien es seguidor de Juego de Tronos, pero no ha visto hasta el último capítulo de la quinta temporada no es la mejor opción que lea por completo este artículo, ni que vea el vídeo que le acompaña. Y es que en la serie de HBO han sido muchas, muchísimas las muertes que a lo largo de los episodios vistos han tenido lugar. 

Por ejemplo, en la quinta entrega de la serie basada en las novelas de George R.R. Martin han llegado a ser 1147 los muertos. Son muchos, y de ellos los hay que nadie recordará, si bien otros nunca serán olvidados. 

Ned Stark, Khal Drogo, Robert Baratheon...

La muerte en el universo de Poniente es algo común, como en nuestro mundo, pero en su caso se convive con ella en cada capítulo, casi en cada frame, en cada instante.

Como bien dice el montador del vídeo que contemplamos, Fernando Andres -un realizados estadounidense- la muerte iguala a todos en Juego de Tronos, no hay opción de evitarla. Antes o después llega. 

Y a la mayor parte de los personajes de los Siete Reinos les llega de forma sorprendente, les desencaja el rostro, les da pavor (es uno de los ingredientes que hacen de esta serie una joya). Es muy curiosa la mutación, el cambio de alguien, que tiene aspecto de arrogante o de una seguridad pasmosa a convertirse casi en un trapo, en manos de quien le arrebata la existencia. 

La muerte les iguala a todos

Por ello, el autor del vídeo, según relata en su explicación, sintió la curiosidad de comprobar cómo fue el cambio, la transformación incluso física y mental de muchos de los personajes de la serie. Y qué mejor que tomar como referencia el segundo uno en el que aparece en la trama, y el último instante en el que se le ve con vida. 

Son muchos los que han fallecido y algunos pasadas las temporadas aún impactan a cualquier seguidor de Juego de Tronos. Tal vez la primera muerte que hizo apartar la mirada de la televisión a más de uno fue la condena a decapitación de Ned Stark

El señor del Norte era un hombre bueno y recto, pero el desgaste mental suyo fue evidente. Cuando Joffrey le traiciona y juega con él, ya casi que asiste resignado a su destino. No se rebela. No es una muerte inesperada por él. 

También es llamativa la evolución de su amigo al que rendía lealtad, Robert Baratheon. Su entrada en el Norte es la de un rey todopoderoso, su muerte en el lecho real solo, es la derrota de alguien que fue traicionado.

Si bien, para cambio entre su primera secuencia y la última hay que destacar a Khal Drogo, que de ser un guerreo indestructible, casi un titán pasa a convertirse en un despojo desolado y sin poder hablar que muere a los brazos de Khaleesi.

Aunque para muerte que demostró la realidad del personaje hay que hablar de Vyseris Targaryan, que al principio se le observa como alguien seguro de sí mismo, arrogante, mezquino y con la certeza de que dominará primero a su hermana, y después al mundo. Con su muerte se coronó, pero no reinó. 

Son muchas las muertes contempladas. Las de hombres y mujeres traicionados, como el Lord Comandante de la Guardia de la Noche- y no nos referimos a Jon Nieve- o la familia Stark en la ya celebérrima Boda Roja

Prostitutas, leales caballeros, sirvientes, consejeros, aspirantes a reyes, reyes tiranos,guerreros implacables,príncipes encantadores, guardias de la noche, salvajes adorables, niños inocentes, mandamases del mundo... Todos tienen el mismo final: la muerte. Y como dice Meñique a su hijastro: "todo el mundo muere, no te preocupes por la muerte, preocúpate de la vida"

Fotos: HBO

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Netflix siempre saca hueco en su catálogo para ficciones extranjeras más allá de las estadounidenses o las nacionales de producción propia. Así nos encontramos con El juego del calamar, una serie llegada desde Corea que podemos ver en la plataforma desde el pasado 17 de septiembre.

Ver resumen Ocultar resumen

Pues sí, amigos, pese a su éxito, no tendremos segunda temporada de Gambito de dama. Así lo ha asegurado Scott Frank, cocreador  de a serie tras ganar el Emmy a la mejor serie limitada del año.

Ver resumen Ocultar resumen

Le ha costado más de un lustro pero, por fin, Netflix se ha elevado en una ceremonia de premios

Ha sido de la mano de su serie más reconocible, The Crown, que se ha llevado hasta siete galardones en la sección de drama. 

En el caso de la comedia, a pesar de haber estado más repartido, la sensación que queda es que Ted Lasso (Apple TV+) ha dominado gracias a sus cuatro premios. La realidad dice que Hacks ha estado a punto de aguarle la fiesta con sus tres Emmy. 

Páginas