¿Qué fue de los protagonistas de Making a Murderer?

Si aún no has visto Making a Murderer, el documental impresicindible del momento, tienes dos cosas que hacer. Una es verlo (es casi una obligación hacerlo) y la otra es no leer este artículo. Vale, que no es el mejor argumento que puede usar alguien para que le lean, pero la historia de Steven Avery merece ser vista sin que nadie te cuente un adelanto. 

Hace unas fechas ya vimos los nexos en común y las diferencias que tiene la joya de Netflix con un documental que HBO ha exhibido en el año 2015, The Jinx. Y en ambos casos vemos que el peso de la Justicia puede recaer en cualquier cidudadano, aunque si tienes dinero es probable que tarde más en dar conitgo. 

Pero Making a Murderer no es un documental más, no, al menos uno, en el que se nos cuenta el caso de un presuento asesino y cómo la policía y el poder judicial descuren su culpabilidad. O no sólo es eso, porque descubrimos el peregrinar de Steven Avery por el sistema judicial norteamericano. En concreto el de Winconsin. 

Primero su condena por un delito que no cometió, y por el que penó 18 años en prisión. Después su salida a la calle, sus ganas de vivir, su denuncia a la policía de Manitowoc (¿Hay alguien que no conozca ya este pueblo?) a la que reclama 36 millones de dólares y su posterior caída a los infiernos. 

Dos años después de abandonar la cárcel se le imputa un delito aún mayor. Ahora no se le dice que agrediera y acosara a una mujer como le sucedió en 1985 con Penny Berstein. Ahora, es el principal sospechoso y posteriormente condenada por el secuestro, violación y asesinato de Teresa Halbach, una fotógrafa que acude a su casa y es la última vez que es vista con vida. 

Más allá de que Avery sea o no culpable (los fans del documental creen haber encontrado pruebas que ahondan en la inocencia) la obra de Laura Ricciardi y Moira Demos pone el foco en los entresijos del sistema judicial, cuestiona su infalibilidad y hace vivir al espectador con un nudo en la garganta durante los 10 capítulos. 

Desde aquellos sucesos y posterior juicio ha pasado ya una década, tiempo que dio para que las dos estudiantes de cien convirtieran sus horas de grabación en el documental del momento, tiempo para que Avery y su sobrino sigan en prisión; y tiempo para que aquellos que creen encontrar dudas sobre la condena sigan si despejarlas. 10 años da para cambiar mucho, vemos cómo están algunos de los grandes protagonistas de esta fascinante historia. 

Laura Ricciardi y Moira Demos

No se dejan ver en ninguno de los planos que atosigan a los espectadores durante los 10 episodios. Pera esa decena dice más de ellas, que una autobiografía. Las dos estudiantes de cine consiguieron hacer puro cine con la realidad.

Aunque algunas voces les acusaran de parcialidad con los Avery. Ahora se encargan de defender su documental en todo lugar al que acuden, y ya han dejado entrever que ahbrá segunda temporada en caso de hallar nuevo material. 

Ken Kratz

El fiscal del Condado de Calumet es pintado en el documental como el malo de la película. Desconocemos si es de tal forma. Eso sí, la condena por acosar sexualmente a una víctima de violencia sexual fue tal, y le costó su carrera en la fiscalía. Ahora, intenta limpiar su imagen y se ha abierto un despacho de abogados en Wet Bend Wisnconsin, donde ejerce como defensa en casos relacionados con la inmigración. 

Mike Halbach

Mike Halbach es el hermano de la víctima, de Teresa Halbach. A la familia no se le ve mucho en el documental, más allá de sus testimonios ante la prensa y su presencia en los jucios de Steven Avery y Brendan Dassey. Él durante ese tiempo ejerció como portavoz de la familia, y algunas teorías de los fans de Making a Murderer pretendían implicarle de alguna manera en el crimen de su hermana. 

En la actualidad trabaja en el departamento tecnológico de uno de los grandes equipos de la NFL, Green Bay Packers. Está casado y tiene tres hijos. Además, poco o nada ha querido saber del documental de Netflix. 

Jodi Stachowski

Fue la novia de Steven Avery tras salir de la cárcel y hasta su ingreso en prisón por el asesinato de Teresa Halbach. Ella, en el momento que detuvieron a su novio estaba en la cárcel por conducir bebida. La relación entre ambos se rompió, y con la llegada del documental Stachiowski ha cobrado protagonismo. 

En varias entrevistas televisivas ha declarado que cree que Steven cometió el asesinato, que fue violento con ella en más de una ocasión y que le llegó a amenzar con matarla tirando un secador a la bañera, mientras ella se bañaba. 

Lori Mathieson

En realidad no es que ella fuera una de las patas sobre las que se sostiene el documental, sino más bien lo contrario. Lori era la esposa de Steven Avery cuando él entra por primera vez en prisión y madre de sus hijos, a los cuales amenaza con matar como vemos en el documental. 

Ahora su apellido de soltera ha dejado paso a Dassey. ¿Os suena? Pues sí, Lori adquirió ese apellido al casarse con Peter Dassey, padre de Brendan Dassey .

Los hijos de Steven Avery

Steven Avery y Lori Mathieson tuvieron cuatro hijos, dos de ellos gemelos. Ninguno de ellos tiene mucha cabida en el documental, pero, es cierto, que después tanto Bill como Steven Avery Jr. se han dejado en televisión para contar la experiencias que han vivido. Ambos se han críado sin la figura paterna y los dos creen en la inocencia tanto de su padre como de su primo. 

Dean Strang y Jerry Buting

Steven Avery utilizó el dinero de la indemnización que cobró por su primera e injusta condena para contratar a esta pareja de abogados, que en todo el documental demuestran  su buen hacer y su alto nivel aunque no consiguen sacar a Avery de prisión. Tras el documental, la popularidad de ambos que siguen ejerciendo la abogacía, ha crecido como la espuma. 

Para muchos son una inspiración y gente en la que creer y ambos se han dejado ver para hablar sobre el caso. La gran frase de Dean Strang en la que desea que Steven Avery sea culpable (no podría soportar que se condenera por segunda vez a un inocente) fue un colofón perfecto para el documental. 

Fotos: Making a Murderer y redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

La historia de los Beatles siempre ha fascinado y Peter Jackson ha decidido rescatarla en forma de documental. Pero como había mucha tela que cortar, ha tenido que dividir las siete horas de metraje en tres documentales (¡mira, como le pasó con El señor de los anillos!).

Ver resumen Ocultar resumen

Las plataformas de streaming han tirado la casa por la ventana para finalizar el año por todo lo alto con grandes estrenos de series que nos van a dejar pegados a la pantalla durante horas.

Sin duda, uno de los más esperado es el final definitivo de La Casa de Papel, pero no podemos menospreciar el regreso de las chicas de Sexo en Nueva York en And Just Like That y la segunda temporada de The Witcher.

Ver resumen Ocultar resumen

Carrie Bradshaw está de vuelta. 

Sexo en Nueva York, una de las mejores series de la historia reciente, está a días de volver a televisión. 

Con la expectación disparada y el fandom revuelto, And Just Like That, como se llamará este revival, recupera al elenco original (menos a Kim Cattrall) para dar continuidad a la trama de la serie, 20 años después. 

Páginas