¿Qué fue de Quique de Farmacia de Guardia?

Este próximo 28 de diciembre se cumplen 20 años desde que la botica más famosa de la televisión bajó para siempre el cierre de sus puertas. Ya nunca más Lourdes Cano seguiría dispendando medicamentos en un barrio castizo de Madrid. Farmacia de Guardia ponía fin a cuatro años de éxito en Antena 3; cuatro años en los que la serie de Antonio Mercero cautivó a la audiencia.

Sus audiencias eran millonarias, muy propias de la época anterior a la TDT. El testigo lo tomó después Médico de familia, pero el hueco de Romerales y todos los demás habitantes de ese barrio siempre estuvo en el recuerdo. Marcó la carrera de sus actores y las reposiciones fueron constantes. Tal vez por ello nunca dejamos de olvidarles.

Una serie inolvidable

Aunque las apariciones de muchos de ellos fueron descendiendo con el paso de los años. Lourdes y Adolfo Segura (Carlos Larrañaga) tenían tres hijos: Quique, Guille e Isabel. A Guille -Julián González- le vimos después durante un buen tiempo en Compañeros, pero al que pronto perdimos la pista fue al mayor de los hermanos Segura. Al cual daba vida Miguel Ángel Garzón. 

Es cierto que verle, le hemos visto poco. Pero oírle, le hemos escuchado más de lo que muchos creen. ¿El motivo? Pues que el actor madrileño probó suerte con algunos papeles, pero vio que su carrera profesional iba a estar enfocada a dar la voz a muchos personajes provenientes de Estados Unidos. 

Sí, Garzón es un actor de doblaje. Lejos queda la época en la que vimos tener su primer beso, ver cómo iba al instituto y cómo tenía que lidiar con un padre que no era un gran ejemplo y un hermano que le sacaba de sus casillas. Quizá fue entonces cuando empezó a saber que una noche puede ser legendaria, siempre que lleves traje.

Y es que Miguel Ángel Garzón ha sido el actor que durante nueve años ha prestado su voz a Barney Stinson (Neil Patrick Harris) en Cómo Conocí a vuestra madre. Detrás de cada 'legendario'; tras cada 'ponte traje' está aquel rubio que pululaba por la farmacia de su madre en los años 90. 

Pero es que Garzón ha doblado a más personajes legendarios. No se ha limitado sólo a ser un ligón empedernido de Nueva York, sino que también se ha convertido en el líder implacable de una banda de moteros. Garzón es Jack Teller (Charlie Hunnman) el joven mandamás de Los hijos de la Anarquía.

Una amplia trayectoria en el doblaje

Por tanto, si Charlie Hunnman hubiera sido el seleccionado para ser Grey en 50 sombras de grey, tal vez la voz de Garzón hubiera sido las que hubiera enamorado a muchas de las chicas que cayeron derretidas en el cine. 

Quien fuera Quique en Farmacia de Guardia también es ahora el detective Gordon (Benjamin McKenzie) en Gotham, una de las series que más y mejores críticas está recibiendo. 

De esta forma, Miguel Ángel Garzón demuestra tener un gran porvenir en el mundo del doblaje. Aunque él también, en estos años, ha probado suerte delante de las cámaras. Así en el año 2009 volvió a retomar su personaje de Quique, en una película que revivía la historia de Farmacia de Guardia. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

La fecha del próximo doce de junio está marcada en el calendario por Diney XD para emitir el que será último capítulo de Phineas y Ferb, la serie de animación de Dan Povenmire y Jeff Marsh. Se pondrá fin de esta forma a más de siete años de emisión de unos dibujos que ya han marcado a toda una generación con sus bromas y canciones.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando hablamos del poder de la música, en muchas ocasiones no nos damos cuenta de la magnitud que éste puede alcanzar. Por suerte, siempre hay ejemplos como el de Ronnie Brower. ¿Quién es el bueno de Ronnie? Pues un joven estadounidense que, debido a sus malos hábitos (que incluían alcohol, drogas y un total sedentarismo), se plantó con 306 kilos a sus 28 años. Sí, Ronnie tenía obesidad mórbida y no podía ni salir de casa. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Negar el poder de atracción de una escena de sexo en televisión  sería ponerse una venda en los ojos. Algunas quedan fuera de contexto y esas sí que son penalizadas por el espectador. Por el contrario aquellas ficciones que tienen un contenido de nivel y que además añaden momentos de complicidad íntima entre varios de sus personajes tienen un plus que muchos saben valorar.

Páginas