¿Qué hace Barack Obama con Bear Grylls, El Último Superviviente?

Que el mismísimo presidente de los Estados Unidos se ponga el chandal y se vaya a recorrer el Glaciar Exit de Alaska con Bear Grylls, o lo que es lo mismo a este lado del Atlántico, El último superviviente (o Running Wild en América), es un sueño que se ha hecho realidad.

Tal cual. El líder del gobierno estadounidense estará en la nueva temporada del exitoso programa de supervivencia de la NBC y, su experiencia extrema, ya enseña la patita a través de las redes sociales.

Bear Grylls y Obama en Running Wild

Porque un muy sonriente Obama (ay, pobre, no sabe aún lo que le espera) posa así junto a su compañero de aventuras con el glaciar de Alaska de fondo. Una imagen que ha mostrado el propio presidente a través de la cuenta de Instagram de la Casa Blanca y que ya se ha colado entre las más comentadas en las tertulias (y no sólo políticas) del país que pretende gobernar el matrimonio formado por Kanye West y Kim Kardashian a partir del próximo 2020.

El mensaje de Obama

Me alegro de este fuera el único oso que conocí en el parque, asegura Obama en la foto. Y todo porque el alma mater del programa, el mismo que se come un pez crudo que se bebe su propia orina (lo que tiene que hacer uno por sobrevivir), parece que aún no le ha contado al demócrata que las cosas no serán tan felices como se pintan en este selfie.

Así son las técnicas de supervivencia de Bear Grylls

Con el Servicio Secreto hemos topado

Y ha sido en esa cuestión, en la de beberse su propia orina, donde la Casa Blanca ha tenido que aclarar algo. Ha sido el propio Josh Earnest, el responsable de prensa de la Casa Blanca, el que salía al paso de la posibilidad de que Obama acabara probando tan suculento brebaje. 

No voy a negar sus sospechas. Ha habido algunas sugerencias realizadas por el equipo de Grylls que no han sido aprobadas por el Servicio Secreto, le decía a un periodista. Algo que era recogido por todos los medios del otro lado del charco, entre los que se encontraban USA Today.

Y todo después de que un cibernauta compartiera el siguiente deseo a través de la página web de peticiones al Gobierno americano. El presidente Barack Obama tiene previsto reunirse con Bear Grylls durante su visita a Alaska, quien dará un 'curso intensivo en técnicas de supervivencia'.

Si hay una cosa que todos sabemos acerca de las técnicas de Bear Grylls es que, en la mayoría de sus aventuras, tiene que beberse su propia orina. Por ello, le pedimos a Obama que haga lo correcto y que se beba su propio pis durante la grabación de Running Wild con Bear Grylls. Para la ciencia. Porque la gente así lo exige.

La petición para Obama

Dicha petición ya lleva más de una firma a favor (y alguna que otra en contra, todo sea dicho). Sin embargo, después de las declaraciones de Earnest y de la propia cadena (que habría asegurado que no expondrá al presidente hasta tal extremo) parece que los deseos de estos internautas se quedarán en eso, tan sólo en un sueño.

Sin embargo, quizá la experiencia del presidente no sea tan color de rosa como se quiere pintar. Porque, si no, ¿por qué esta foto acompañada de una oración en el Instagram de Bear Grylls?

Obama en Running Wild

El amor siempre protege, siempre confia, siempre da esperanza, siempre persevera... Que Dios nos coja confesados.

Fotos: NBC e Instagram

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Saltó la sorpresa en Gran Hermano VIP. Al más puro estilo futbolístico, Ángela remontó en la prórroga y se impuso, ante todo pronóstico, a Ylenia. Con algo más del 55% de votos, la de Benidorm ha pasado de ser candidata al maletín, a ser expulsada a tres semanas de la final. Eso sí, su campaña para salvar a Fede ha funcionado.

Ver resumen Ocultar resumen

Todo parecía transcurrir en calma en el programa de este jueves de Mujeres y Hombres y Viceversa, hasta que estalló la bomba. Zulema y Laura andaban enzarzadas por la cita de la primera con Iván, cuando tras el reto frustrado de Nerea se dio paso a un retorno muy esperado. Iván parecía saber quién era. Y sí estaba bien encaminado. Anais estaba de vuelta. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Qué razón tienen quienes dicen que el amor es ciego. Este miércoles, en el último programa antes de la final de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? hemos tenido una muestra fehaciente. Sandro ha optado por cerrar los ojos y no creer a Ra, cuando le ha dicho que ha tenido una aventura con Vicente, con el que se ha quedado para su gran final. Y eso que el propio Sandro ya sospechó al principio del concurso. 

Páginas