Recordando Lights Out, el corto más terrorífico de la historia

Ya lo dijo Tito Livio: el miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son. En este caso, no se pueden ver peor, porque ya están muy pero que muy mal. 

Hablamos de un corto que, desde finales de 2013, lleva aterrorizando a medio mundo. En poco más de dos minutos, Lights out es capaz de dejarte sin respiración, temblando, inquieto y, finalmente, con taquicardias. Un corto breve pero muy intenso que toca uno de los miedos más arraigados en el colectivo humano: los monstruos de debajo de la cama. Aunque en este caso, está al final del pasillo. 

El director sueco, David F. Sandberg, lanzó el corto un día después de los Santos Inocentes y su broma sigue resonando, más de año y medio después. Y es que el corto lleva ya más de 10 millones de visitas en Youtube. Palabras mayores. Seamos sinceros, nos gusta pasar miedo más que comer con las manos. Eso sí, en este caso es Lotta Losten la que pasa miedo de verdad. 

¿Miedo psicológico o real?

Ella es quien se enfrenta, primero a sus miedos y luego a... bueno, mejor verlo. Eso sí, el resultado es excelente. No sólo hace pasar un rato malo, sino que te deja con la mosca detrás de la oreja. Es más, no son pocos quienes, tras ver el corto, cerraron la puerta de la habitación, la atrancaron con una silla, la bloquearon con la cómoda y pusieron el armario delante. Sólo por si acaso. 

Como era de esperar, el corto se ha llevado premios para aburrir, entre ellos el de Mejor Director en el Festival de Cortos de Terror Who's There. Y lo mejor es que sólo costó 1.000 dólares rodarlo. Antes de dar al play, recomendamos comprobar que aún es de día y, si se puede, no dormir sólo esta noche. Avisados estáis. 

Fotos y vídeo: Lights out

Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas, y más en Twitter. Ahora, la que ha hecho Gabriel Rufián, puede llevarse la palma

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados está atento a toda la actualidad de la Familia Real y sus satélites para poner de manifiesto algunas de sus reprochables actitudes.

Y, las cosas como son, se lo ponen muy fácil.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho se ha hablado este fin de semana sobre la pareja estable y tradicional (monogamia y matrimonio, bla bla bla) a cuenta de un artículo de Ana Iris Simón en el diario El País. Defendía la escritora lo bonito de casarse con el novio o novia de toda la vida. Más o menos. Y ha hablado en Twitter sobre ello mucha gente.

Por ejemplo, Nacho Vigalondo.

Seguir a Nacho Vigalondo en redes sociales debería ser obligatorio.

Ver resumen Ocultar resumen

En las últimas semanas, el discurso de Isabel Díaz Ayuso ha tomado un cáriz menos amable de lo habitual.

Obviamente, cada declaración que hace la presidenta de la Comunidad de Madrid, está medida al mínimo detalle para contentar a un electorado que, en los últimos comicios, la apoyó de forma masiva.

Así, si hay que cargar contra abortistas, quienes viven de alquiler o todo madrileño que se salga del tiesto azul que quieren imponer en Madrid, se carga. Sin problema

Páginas