Regreso a Ítaca: cuando Ulises volvió a La Habana

No estaba Penélope esperando al Ulises que vuelve tras 16 años a su Habana natal pero sí los viejos camaradas de juventud con ron y cigarrillos en la azotea. Eso es Regreso a Ítaca, un reencuentro a lo Lawrence Kasdan pero sin cadáver de por medio. 

Viejos amigos, trago, humo y el Malecón allá abajo. Todos los pesares reunidos en una tarde, una noche y un amanecer. La Cuba crepuscular del fin de los días.

Una estupenda película del francés Laurent Cantet, que ganase la Palma de Oro en el Festival de Cannes con La clase y ahora dibuja un paisaje en ruinas en una Habana crepuscular.

Rostros y conversaciones y escasas postales habaneras. Tres actores y una actriz en una pieza de cámara en la que los intérpretes dan el do de pecho. Al modo cubano, con su punto de exceso. Pero la cubanidad es exceso y ese sabor nos resulta muy agradable.

Porque Regreso a Ítaca emociona, sea con ese arranque en el que suena Eva María de los Fórmula V (¡!!!!) o cuando canta Serrat sobre los tejados de La Habana.

En Regreso a Ítaca hay un hombre que vuelve y unos amigos a los que el tiempo ha devastado. La Cuba revolucionaria trituró sus vidas, o eso piensan. Aunque tal vez sea simplemente el paso del tiempo, implacable. Los sueños son triturados en Cuba y fuera de Cuba.

Pero estamos en La Habana y por eso hay risas y llantos desaforados, griterío, partido de béisbol televisado, el Malecón ahí abajo, un puerco al que sacrifican en otra azotea.

Y todas las derrotas que acumula este grupo, incluso el presunto triunfador que interpreta Jorge Perugorría.

Magnífico largometraje. Oh, melancolía, cantó Silvio Rodríguez. Deliciosa melancolía del tiempo que nos robaron. Pero también sonrisas. La vida misma.

La vida en Cuba. Desde una azotea.

Y Jorge Perugorría de nuevo mirando al horizonte desde lo alto de La Habana, como en Fresa y chocolate tantos años después.

Vayan a ver esta película. Ron y tabaco y el calor de las noches isleñas.

Fotos y vídeo: Golem

Ver resumen Ocultar resumen

Se va perdiendo (sniff) la tradición de poner cine de romanos en la tele por Semana Santa: La túnica sagrada, Quo Vadis?, Ben-Hur y hasta Espartaco, manual de insurrección marxista que Hollywood aplaudió y supuso la resurrección del guionista Dalton Trumbo (marginado por la caza de brujas y recuperado para la industria por Kirk Douglas mientras Stanley Kubrick, que dirigía la cinta, se ponía de perfil y lo mismo le daba que Trumbo saliese en los créditos o que no, Kubrick nunca fue un artista muy politizado que digamos, era

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando pensamos en personajes del mundo del cine y la televisión que han dado el salto a la política, quien primero nos viene a la cabeza es Ronald Reagan, seguido muy de cerca por Arnold Schwarzenegger.

Pero en España también hay un buen número de actrices y actores que han sentido la llamada de la política.

Ver resumen Ocultar resumen

Es un juego clásico: ¿reconoces a la actriz de la imagen? Vale, no inventamos nada y hay un punto de clickbait en el titular pero, atención atención, el proyecto cinematográfico del que vamos a hablar tiene su interés incluso si ya padeces empacho de tanta alabanza sin límite a The Crown.

Ella es Lady Di.

Y la estrella de Hollywood que es ha caracterizado de aquella princesa triste es...

Kristen Stewart.

Páginas