Sale a la calle con un traje cubierto de billetes y...

Qué pasaría si te encontraras a un desconocidor por la calle, con un traje lleno de billetes y un cartel en el que se leyera Coge lo que necesites¿Cogerías lo que necesitas o cogerías más de la cuenta? 

Esa misma pregunta se hizo Coby Persin, un famoso youtuber que se puso uno de sus trajes y lo cubrió con billetes de un dólar. ¿Su objetivo? Visto lo visto, poner de manifiesto las miserias humanas. ¿Lo consiguió? Por supuesto. El experimento social es de los que enfadan al espectador. Y es que el cartel es claro, Coge lo que necesites y, en principio, niguno de los que coge dinero al principio lo necesita. 

mini-Traje-dinero

De hecho, el primero que le coge un buen fajo de billetes es un señor trajeado con pinta de tener buena posición social. Nada nuevo en el horizonte. Más flagrante es el caso de una señora que empieza a coger billetes y cuando Coby Persin le pregunta si realmente lo necesita, ésta le dice que tiene cita para hacerse las uñas al día siguiente

Uñas antes que comida

Sí, amigos, así andamos en el siglo XXI. Hay quien antepone sus caprichos personales a la posibilidad de que alguien pueda coger alguno de los billetes para comer. Y ojo, no es la última que queda en evidencia. Otra joven se acerca, timporata al youtuber, y le coge un billete con miedo. 

Traje-dinero-prank-givenchy

Cuando Coby Persin le insta a coger lo que necesite, ésta no duda en empezar a tomar billetes como si no hubiera un mañana. En un momento dado, el youtuber le mira el bolso y hace la gran pregunta: ¿Es un bolso de GivenchyY ella, sin dejar de coger dinero, le contesta que sí. Olé, olé y olé. Por suerte para ella, el youtuber tuvo el detalle de pixelarle la cara. 

Un detallazo, dado que el vídeo va camino del os dos millones de visitas ya. No es de extrañar, pues Coby Persin cuenta ya con 1,7 millones de suscriptores en todo el mundo. Una pasada. 

¿Final feliz? Algo así

Y no nos extraña, con vídeos como éste. Un vídeo que, eso sí, tiene un final feliz. Al menos en parte. Cuando el youtuber se encuentra con un mendigo, cuyo perro no parece ser muy amigo de las cámaras, le insta a que coja los billetes que necesite. 

El sintecho, tranquilamente, le dice que sólo va a coger dos dólares, porque es lo que necesita para comer ese día. Coby Persin insiste en que coja más, si así lo desea, pero el mendigo responde que habrá más gente que necesite ese dinero y que él tiene bastante con dos dólares.

Traje-dinero-prank-givenchy

Sí, si sois de los que lloraron con Titanic (o con alguna de estas pelis de llorar), se os hará un nudo en el estómago. Momentazo Youtube y lección de nobleza de este mendigo a los anteriores protagonistas. Y no, para quien lo esté dudando, la historia no termina en los dos dólares. Coby decide darle al mendigo los 60 dólares que lleva encima, para que pueda comer más días. 

Final relativamente feliz para un vídeo que vuelve a mostrar las miserias del ser humano, en contraposición con el lado bondadoso del mismo. Dicho lo cual, ideaca de Coby Persin y vídeo clarificador. Casi tan inquietante como el señor que intentó espiar a Obama y Putin

Fotos y vídeo: Coby Persin

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido noticia la bisexualidad de un nuevo Superman, enésima revisión por parte de DC del héroe que crearan Jerry Siegel y Joe Shuster en 1933. El universo superheroico lleva persiguiendo su modernización y adaptándose al signo de los tiempos desde los años 60 y en pleno siglo XXI ser un superhombre no conlleva necesariamente comulgar con la heterosexualidad.

Sea como sea, la gente ha reaccionado a la orientación sexual del nuevo Superman.

Y, naturalmente, han voceado desde la caverna quienes creen que "Superman no puede ser gay".

Ver resumen Ocultar resumen

Un sofá blanco y la presencia de Mercedes Milá es todo lo que necesita para triunfar Milá vs. Milá, el nuevo programa de entretenimiento de Movistar+. En este nuevo espacio de entrevistas, la presentadora vuelve a sus orígenes y charlará con diversos invitados con los que ya había hablado en algún momento de su carrera.

Ver resumen Ocultar resumen

Viendo la deriva que ha tomado Twitter en los últimos años, es lógico olvidar que hubo un tiempo en que la mayor parte de su contenido e interacciones eran sanas y divertidas.

De hecho, era la red social del buen rollo y los insultos, bulos y demás eran algo testimonial.

Hoy en día, es todo lo contrario. El contenido divertido es minoritario, lo que lleva a que sea más apreciado, cuando aparece.

Véase este reto de jugar con los nombres de pintores universales y adaptar su imagen.

Páginas