Sara Carbonero y su 'Quiero ser' se estrellan en su estreno

Este martes, en horario de máxima audiencia (no era prime time, pero sí el access), y  con una fuerte campaña de publicidad detrás aterrizaba Quiero ser en la parrilla de Telecinco.

Un programa presentado por Sara Carbonero y definido por la cadena como un talent "para descubrir los nuevos cerebros del mundo de la moda". El objetivo es encontrar a la influencer (palabro muy en uso) del momento; a la it girl o it boy al que siguen todos; y que consigue marcar tendencia.

Eso sí, a quienes no siguieron todos, o a quienes siguieron muy poco, fue al propio programa en sí. No en vano, el dato marcado en su estreno fue de un muy escueto 9,9% de share. Una cifra que, por lo general, tratándose de Telecinco augura un futuro sombrío al programa.

ADEMÁS: ¿Quién es quién en Quiero ser?

Un porcentaje que se tradujo en 1.394.000 espectadores de acumulado. Lo que se traduce en un pinchazo en toda regla y que se pronlongó en el prime time y late night de la cadena de Fuencarral. Una noche para olvidar, pues el estreno de la serie Backstrom fue aún peor.

Un producto poco habitual en Mediaset

Las principales críticas que se han vertido acerca del programa que conduce Sara Carbonero es que se aleja y mucho del formato habitual de Mediaset para ese horario. Lugar que suele estar destinado a productos con ritmo, con un gran plató, en directo, con personajes que hacen que el espectador se quede pegado al sillón de casa. 

El hecho de tener aspecto de docushow, de que Carbonero no interactúe con los participantes -interviene desde una terraza que parece perdida- ni con los cochs (Dulceida, Cristo y Madame de la Rosa) que intentan por todos los medios hallar al influencer del año. 

Complicado futuro

Cámbiame Premium, pese a contar con Jorge Javier Vázquez, no funcionó y quizá el recorrido de Quiero Ser sea aún más corto que el programa que quería cambiar de look a los famosos. 

ADEMÁS: Los 10 cambios más impactantes de Cámbiame

Quizá el hecho de ser una influencer en las redes no equivalga a conseguir cautivar a la audiencia televisisiva. Al fin y al cabo, el prime time es el lugar en el que confluyen todos los espectadores y no sólo aquellos que beben los vientos por Instagram o Snapchat.

Huele a adiós precipitado o recolocación en otro horario o canal. ¿Destino Divinity? Tal vez sólo sea un Quiero ser de verano. 

Fotos: Mediaset/Redes sociales

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

"No somos de color, somos negros. De color son ellos, que cambian más de color que el sol".

Ana Peleteiro, medalla de bronce en Triple Salto en Tokio 2020, con un acento gallego marcadísimo, ha soltado una de las frases del año y ha sido aplaudida a rabiar por ello. Bueno, y criticada también por los de siempre. Classic.

Ver resumen Ocultar resumen

Este fin de semana, por fin podremos ver la última película de Shyamalan, Tiempo. En su largo historial, las decepciones se han equiparado a las sorpresas, pero tenemos muchas esperanzas puestas en esta misteriosa playa que te hace envejecer a pasos agigantados.

Y Gael García Bernal es una de las razones por las que le tenemos tantas ganas a esta película.

Páginas