Secuencia completa del accidente de Albert Rivera y Jesús Calleja

Los políticos han decidido que de cara a las próximas elecciones generales hay que estar presente en todo momento en televisión. Esta semana fue Pedro Sánchez quien acudió a que Ana Blanco le entrevistara a modo de Tengo una pregunta para usted, antes había acudido a Rajoy a someterse al mismo test. 

Pero no fueron los únicos que han decidido que su campaña va a estar salpicada de momentos televisivos. No vale ya con hacer un mitin y que ese encuentro, con los fieles del partido, sea resumidos en los informativos. No, ahora hay que ser casi un showman y lo han demostrado Pablo Iglesias o Soraya Sánez de Santamaría. 

Los políticos, adictos a la tele

El líder de Podemos se arrancó a tocar la guitarra y a cantar con Pablo Motos. La vicepresidenta del Gobierno decidió que era capaz de bailar al ritmo de Bruno Mars. Los momentazos televisivos de los políticos son frecuentes y hay que acostumbrarse a ello. 

mini-calleja-albert-rivera-baja-aragon-accidente

Ninguno de los principales candidatos a la presidencia del Gobierno parece dispuesto a dejar de lado la opción de aumentar los votos si puede hacerlo  mediante su exposición televisiva. Y están dispuestos hasta sacar su lado más aventurero. Eso es lo que ha hecho Albert Rivera al acudir a Planeta Calleja.

El líder de Ciudadanos fue copiloto de Jesus Calleja en el Rally de Baja Aragón. En la prueba automovilística ambos han tenido un percance y no es que pincharan y se quedaran a poco de llegar a meta. No se marcaron un Carlos Sáinz, sino que hicieron un Massa. 

Y es que el presidente de la formación naranja y el aventurero leonés (que en su momento prefería las tijeras al piolet) iban a toda velocidad y en un momento del recorrido su coche se salió del recorrido marcado. Calleja perdió el control del volante por un momento y el automovil se salió de la trazada y dio varias vueltas de campana.

Para suerte de ambos, se quedó en un susto pero seguro que el miedo se les ha quedado a los dos en el cuerpo. Sobre todo a Rivera que iba para pasar un buen rato de aventura y casi tiene un accidente serio. Seguro que Rivera prefiere en el futuro algún formato menos complicado de visitar como El Hormiguero, para el cual ya ha sido anunciado aunque aún falta fijar el día. 

Tal vez el candidato de Ciudadanos prefiera en el futuro que Jesús Calleja le corte las puntas antes que volver a ponerse un mono y embarcarse en la aventura aragonesa. 

Soraya irá Planeta Calleja

Además, no es el único político que ha tenido algun momento tenso en el programa de Cuatro. Y es que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, que en un principio iba a hacer el camino de Santiago se montó en globo con Jesús Calleja y se llevó otro de esos sustos importantes. Una imagen que también se verá a lo largo de la temporada.

 Ya en el pasado otros como Pedro Sánchez también pasaron por el programa y seguro que el futuro más irán también

Ver resumen Ocultar resumen

David Pareja, reconvertido en el Reportierno en El Intermedio, puede haber encontrado el eslogan más pegadizo y con mayor potencial de marketing de 2021: "Soy de derechas y hago yoga". 

Ríase usted de Mr. Wonderful. Esto es una frase con gancho y no el Just Do It de Nike. 

Eso sí, cuando el reportero y cómico sea multimillonario, debería compartir la mitad de su fortuna con la ideóloga de esta frase para la historia: Cristina. 

Un mujer de derechas con las ideas muy claras.

Ver resumen Ocultar resumen

Han pasado más de dos años desde que Ibai Llanos se convirtió en el gurú y talismán de los estudiantes, con su legendaria arenga en Youtube. 

Su "cree en ti, carajo" fue el vídeo más visto en España aquel año y fue clave en el notable incremento de popularidad del creador de contenidos. 

Dos años más tarde, Ibai Llanos se codea con los mejores streamers del mundo pero no se olvida de su compromiso con los estudiantes, incluso en el inicio de curso. 

Ver resumen Ocultar resumen

En el año 2000, Juan José Ballesta tenía rendido a sus pies a toda la industria del cine español gracias a su trabajo en El Bola, papel por el que ganaría el Goya. Pero la presión pudo con él y se despidió del cine para trabajar como marmolista, albañil y hasta contable.

Páginas