Sexo, Venezuela y el parecido con Juan Carlos I, protagonistas en el encuentro entre Griso e Iglesias

El programa ya había captado previamente la atención de los espectadores. Y es que se conocía, de antemano, que en Dos días y una noche, el encuentro de Susanna Griso con Pablo Iglesias iba a dejar algún que otro gran momento catódico.

Alguno no muy agradable como el insulto a la presentadora catalana, mientras iban caminando hacia la sede de Podemos en la Plaza de España, y alguno mucho más amable y divertido y que mostraba a un Iglesias sin complejos y más cercano a su propia persona.

Arrancó Griso yendo a la infancia del joven líder de Podemos; en su colegio, donde su profesor de música le esperaba y le rememoraba alguna batallita infantil. 

Mientras, Susanna Griso le cuestionaba por sus primeros recuerdos estudiantiles y por sus primeras asambleas. Sí, en el instituto el líder de la formación morada tuvo tiempo para reunierse y reclamar con sus compañeros, al igual que en la universidad en donde solía pelear por los derechos de trabajadores. 

Aunque no todo iban a ser momentos divertidos, como jugar un uno contra uno al baloncesto con la presentadora de Atresmedia. Cierto, que el estilo de Iglesias y Griso en la cancha  no era muy como el de Curry,  y era mejor pasar a otros asuntos. 

Así, por ejemplo, como ya había dicho en otras ocasiones recordó el pasado muy cercano al partido socialista de su familia. Por ello, dijo que en la época de Felipe González se hicieron cosas bien, pero en otras no. 

Desmintió con ello, el que estuviera resentido con el PSOE, sino que quieren mirarse "como iguales". Y claro, si se iba a hablar del PSOE o del PSOE del pasado también se iba a hablar de Venezuela. Y más en Antena 3, pensará algún votante de la formación emergente. 

No te pierdas las noticias de entretenimiento y tendencias: síguenos en Facebook - Zeleb

¿Vínculos con Venezuela?

Griso le dijo que le tocaba preguntar por Venezuela y la financiación de Podemos. A lo cual, Iglesias dijo que los resultados de las auditorías están ahí, además de las causas desestimadas por los tribunales. 

De hecho, Iglesias dijo que no conoció personalmente "ni a Maduro, ni a Chávez" y recordó que lo que ocurre es que tiene mucho vigor el "difama que algo queda". .

Eso sí, no todo iba a ser abordar al realidad política de cara al 26-J, ni los entresijos ideológicos de Pablo Iglesias, sino que hubo tiempo hasta para hablar de sexo. Un tema en el que Iglesias no ha tenido nunca temor al abordar (hasta confesó en su momentos sus mitos eróticos)

Griso le regaló un dado de contenido erótico a Iglesias, quien no tuvo ningún pudor en recordar y confesar qué es lo que más le gusta y se le da mejor. 

Pero también otras curiosidades de la vida del secretario general de Podemos iban a tener cabida, como su espacio de relax y escape a la repentina fama política. Así Iglesias confesó que tiene algo en común con Juan Carlos I. Y no, no es que le guste cazar, sino que suele coger la moto, ponerse el casco y salir por las calles de forma anónima.

El Ken Pedro Sánchez

También hubo tiempo de poner nota y de valorar a los que serán sus rivales en la contienda electoral del 26-J. Del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que "es un tipo socarrón, que no es malo. Se le da mejor la tribuna parlamentaria que otros formatos más modernos". A Pedro Sánchez lo cataloga como "un tipo muy cordial y enormemente atractivo físicamente" Algo que Susanna Griso dijo que si ella fuera Sánchez le molestaría. Pasó a valorar a Rivera del que destacó que es astuto. 

Vídeos: Atresmedia

Fotos: Atresmeda

Ver resumen Ocultar resumen

"Yo tengo un pato dentro del símbolo de la paz en el culo"

Así, sin anestesia, ni preaviso soltó Inés Hernand a David Broncano la bomba. 

La cómica, abogada y colaboradora de La Resistencia, entre otras mil ocupaciones, no sólo ha confesado que tiene uno de los tatuajes más feos del mundo, sino que lo ha enseñado. 

Ver resumen Ocultar resumen

Quien haya ido a algún monólogo de Dani Mateo o le siga a menudo, conocerá el carácter de su padre. 

No obstante, para quien no tenga nociones del señor Mateo senior, basta con leer el tuit que el cómico y presentador le ha dedicado, para saber cómo se las gasta

Un padre de la vieja escuela, al que muchos reconocerán en sus propias carnes. 

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando 2020 estaba por terminar, el mundo, en general, y España, en particular, ansiaban la llegada de un 2021 en el que todo iría a mejor. 

En 2021 llegaron varias olas de coronavirus, el volcán de La Palma, el resultado de las elecciones en Madrid o Filomena, entre otras desgracias. 

Con 2021 en las últimas, no ha hecho falta llegar a 2022 para conocer una de las pesadillas que llegará con el nuevo añoLa Macarena. 

Páginas