Sin identidad 2X02: la vuelta de María ya causa estragos

Antena 3 - Martes a las 22:40

El segundo capítulo de esta segunda temporada de Sin Identidad continúo por la senda mostrada a lo largo del primer episodio.  El plan de María de simular que llegaba desorientada a la embajada de España en Pekín tras doce años acababa de arrancar. Pablo y ella tenían una hoja de ruta muy clara y los primeros pasos ya estaban dados.

El siguiente fue en ponerse en contacto con Luisa, la madre legal de María que tan perturbada quedó y que tan poco empatizaba de verdad con los demás. Su reacción fue la de una madre que de verdad siente el retorno de su hija, pero siendo Luisa siempre puede haber mucho de impostura. Ya que con la vuelta ha tenido la oportunidad perfecta para imaginarse un pasado y volver a vivir anclada en él. De hecho desea que Francisco vuelva a casa y simular que son una familia feliz.

El gran papel en el aeropuerto

Entre todas estas elucubraciones y pensamientos de toda la familia apareció María en el aeropuerto. Su actuación fue merecedora de un Goya, con desmayo, cara de persona desequilibrada y pérdida de memoria incluida. De hecho, simuló que no sabía quién era su hermana Amparo; ni tampoco que su relación con Enrique no era muy buena que se diga.

El truco estaba mostrado y ahora era el momento de pararse a contemplar cuál era la reacción de cada uno de ellos. La más sincera fue la de Francisco; el padre de María sí que ha sufrido todo este tiempo y aunque haya rehecho su vida sigue teniendo el amargor de haberla perdido.

Quizás los que más nerviosos podrían ponerse son Enrique y Amparo, y además ya no está Curro para inculparle de la desaparición de María, aunque ellos aún no lo saben.  Enrique fiel a su estilo no estaba dispuesto a dejar ver sus debilidades más allá de alguna cara de sorpresa. El abrazo que le da la recién resucitada en el aeropuerto también le deja muy descolocado y es sin duda una venganza pequeña de ella.

Viaje a Jaén con el miedo por bandera

Quien sí que comienza a cuestionarse todo es Amparo. Decide hablar con María, antes lo ha hecho con Enrique y ha dejado su miedo correr. Con ella, busca que crea que no tuvo nada que ver en su desaparición. Sin decirlo claramente, pues no iba a enseñar todas sus cartas.

Pero lo que demuestra que sin lugar a dudas está muy preocupada es su viaje exprés a su pueblo de Jaén  en busca de Curro. Enrique que sabe que puede cometer una torpeza le impone que un hombre de su confianza le acompañe y ella incluso llega temar por su vida cuando le escucha hablar con Enrique dejándolo todo preparado. Al final, para su suerte era un temor infundado. Al menos de momento, pero ese viaje a Jaén puede hacer que cambie y eso al mandamás de los Vergel.

Es quien más mantiene las apariencias, ya que Juan (el ex de maría y mano derecha de Enrique) recibe tal golpe que vuelve a caer en la bebida. Aunque las apariencias de Enrique siguen sin convencer a María de que no sospeche que todo lo que ella cuenta forma parte de un plan. En Sin Identidad nadie confía en nadie. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Qué buena pinta tiene esta ficción que se estrenará en Movistar. Algo así como el duelo De la Morena vs García convertido en serie. Y con Javier Gutiérrez protagonizando. Comedia salvaje y Jesús Gil resucitado para la ocasión porque si se habla de duelo nocturno en la radio deportiva de antaño tiene que estar Jesús Gil, el histrión por excelencia.

¿Cómo nadie había ubicado en el escenario de la radio deportiva nocturna de los tiempos gloriosos una ficción sobre la lucha por le éxito?

Ver resumen Ocultar resumen

A pesar de su amplia carrera, Juan del Val era conocido como marido de (lo que no está mal, dado que suele ocurrir al contrario). Pero, de un tiempo a esta parte, y sobre todo como consecuencia de su participación en programas como 'El Hormiguero' o 'El Desafío', todo el mundo conoce su nombre como un ente a parte de su conocidísima pareja, Nuria Roca.

Ver resumen Ocultar resumen

En el mundo de la ficción está todo visto... ¿o no? Bueno, quizá visto sí, por eso la idea de adaptar grandes historias de ficción al formato podcast, no es ninguna tontería. Porque es muy fácil sentarte delante de la televisión y que otros hagan el trabajo por ti, pero tener que imaginarte tú los escenarios y personajes, al igual que haces cuando lees un libro, eleva la experiencia de la ficción a otro nivel.

Páginas