Sin Identidad 2x07: María sigue ganando aliados a costa de Enrique

Antena 3 - Martes a las 22:40

En el último capítulo de Sin Identidad la muerte de Francisco sembraba el estupor entre toda la familia Vergel, menos en el caso de Enrique que era quien había ordenado que lo mataran. Ni siquiera María, que estaba en shock al ver a su padre morir, pensaba que su tío pudiera estar detrás de esa cruel muerte de su padre y de la mujer de él.

Pero Pablo tenía información importante al ver que Álex, el chico para todo de Enrique Vergel, estaba en la escena del crimen. Todo apuntaba a que eran los responsable de la muerte de Francisco. Al contárselo a María, ella que dudaba si dejar al margen su estudiada venganza, encontró aún más razones para hacerlo.

Ahora tenía que vengarse por ella y hacérselo pagar a Enrique también por su padre; un hombre que siempre le quiso de verdad. Y así arrancaba la séptima entrega de la temporada final. María ya tiene una pistola y una sed de venganza que no será saciada hasta que vea correr la sangre de su tío. Pero está fuera de sí, y eso le puede llevar a cometer demasiadas torpezas como amenazar a cualquier tipo con una pistola en la discoteca o coquetear de nuevo con los opiáceos.

Amparo tiene mucho miedo

Mientras Amparo sigue con el miedo en el cuerpo. Ella, sabe al igual que su hermana, que es Enrique el causante de todos los males y cree que puede ser la siguiente en morir. Por eso, una mañana agarra a su hijo y decide poner todo un océano de por medio con los Vergel, pero su hijo Kike no está por la labor y llama a Bruno.  Éste se presenta en el aeropuerto y consigue evitar que le abandonen.

Además, en lugar de enfurecerse con Amparo comienza a entender los miedos de ella y armándose de valor acude al despacho e Enrique donde le amenaza en caso de que le pase algo a su mujer; y le deja muy claro que no se divorciará de ella. El patrón de los Vergel comienza a ver cómo los suyos desconfían cada vez más de él.

A su hijo hay que sumarle a Luisa, quien en una visita a casa de Francisco ha encontrado un esquema que este hizo sobre el entramado empresarial de Enrique. Ahí se puede ver que la fundación que ella preside no está teniendo un comportamiento muy legal. Enrique se lo niega, pero ella ya tiene esa incertidumbre en us cabeza.

Los enemigos se le acumulan a Enrique

Quien sí les es fiel de momento es Juan, que no ha aceptado una oferta de su suegra para trabajar con ella; aunque pinta a que podría hacerlo si quiere casarse con Helena. Se le empiezan a acumular los enemigos a Enrique.

Y su gran enemiga, María, está dispuesta a todo. De hecho se arriesga tanto que acude al aeropuerto para matarlo cuando pise tierra. Pablo, siempre su ángel de la guarda, evita que cometa un error mayúsculo. Le da una descarga con una pistola y la retiene hasta que consigue tranquilizarla.

Le ha vuelto a salvar aunque ella no lo viera así. De nuevo podrá volver a maquinar una venganza más estudiada. Ahora conoce aún más información sobre Enrique que Pablo le ha hecho llegar. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Qué buena pinta tiene esta ficción que se estrenará en Movistar. Algo así como el duelo De la Morena vs García convertido en serie. Y con Javier Gutiérrez protagonizando. Comedia salvaje y Jesús Gil resucitado para la ocasión porque si se habla de duelo nocturno en la radio deportiva de antaño tiene que estar Jesús Gil, el histrión por excelencia.

¿Cómo nadie había ubicado en el escenario de la radio deportiva nocturna de los tiempos gloriosos una ficción sobre la lucha por le éxito?

Ver resumen Ocultar resumen

A pesar de su amplia carrera, Juan del Val era conocido como marido de (lo que no está mal, dado que suele ocurrir al contrario). Pero, de un tiempo a esta parte, y sobre todo como consecuencia de su participación en programas como 'El Hormiguero' o 'El Desafío', todo el mundo conoce su nombre como un ente a parte de su conocidísima pareja, Nuria Roca.

Ver resumen Ocultar resumen

En el mundo de la ficción está todo visto... ¿o no? Bueno, quizá visto sí, por eso la idea de adaptar grandes historias de ficción al formato podcast, no es ninguna tontería. Porque es muy fácil sentarte delante de la televisión y que otros hagan el trabajo por ti, pero tener que imaginarte tú los escenarios y personajes, al igual que haces cuando lees un libro, eleva la experiencia de la ficción a otro nivel.

Páginas