Sube la temperatura entre Margot Robbie y Will Smith en Suicide Squad

Ya lo avisamos en su día, aunque falta más de un año para el estreno de Suicide Squad (Escuadrón Suicida), la película, su rodaje y, sobre todo, sus protagonistas nos van a dar mucho, mucho, mucho juego. Dicho y hecho. Apenas ha comenzado el rodaje, y ya empiezan a llegar las primeras imágenes del rodaje.

Sí, la temperatura está subiendo en Toronto (Canadá) y lo hace por culpa de dos personas. Bueno, de dos personajes, Deadshot y Harley Quinn. ¿Y quiénes interpretan a estos dos asesinos en serie? Pues ni más ni menos que Will Smith y Margot Robbie. Sí, El Príncipe de Bel Air y la loba de Wall Street han hecho muy buenas migas en el set de rodaje y eso se nota a la hora de grabar. 

Y es que, tal y como se ve en las fotos que ha publicado Just Jared, saltan chispas entre ambos. Química pura. Las miraditas, sonrisas y gestos cómplices no mienten. Esta parejita va a dar mucho que hablar. Eso sí, habrá que esperar a agosto de 2016 para verlos en acción. 

Hailey Quinn ya enamora

Mientras, hay que conformarse con estos adelantos que no hacen sino ponernos los dientes largos. Bueno, y para volver a ver a una Harley Quinn que está enamorando a medio mundo. Su aspecto a medio camino entre lo dulce y lo tarado ha hipnotizado a los seguidores del cómic. No es para menos. Incluso sabiendo que es una sociópate, sigue estando sexy. 

Como también lo está Jai Courtney, al que también hemos podido ver caracterizado como Capitán Boomerang y a Joel Kinnamman como Rick Flag. Y es que, aunque ya pudimos ver al Suicide Squad posar al completo, nunca está de más poder apreciar sus caracterizaciones en plena acción

Es más, cada vez son más las voces que reclaman una instantánea de Jared Leto haciendo de Joker. Y haciendo de Joker nos referimos a haciendo el mal, vamos, lo que hace el Joker. Y es que si alguien puede estar a la altura del épico Joker de Heath Ledger, que le valió el Oscar, eso sí, póstumo. 

Buen rollo en el Squad

La película narra las aventuras de un equipo de asesinos a sueldo que son reclutados por el Gobierno USA para encargarles las misiones más complicadas. A cambio, les promete libertad a medio plazo. La película apunta a reventar taquillas, pues el reparto que han juntado para la misma es absolutamente brutal. 

A los ya mencionados Will Smith, Margot Robbie, Jared Leto, Joel Kinnaman y Jai Firestone, se suman una cada vez más habitual en cines Cara Delevingne, Viola Davis (How to get away with murder), Jessie Eissenberg (quien hará un cameo como Lex Luthor), Scott Eastwood (El viaje más largo) o Adam Beach, entre otros.

Muchos gallitos para un solo corral que, lejos de intentar destacar, se han convertido en una auténtica piña para que el rodaje vaya lo mejor posible. Eso sí, teniendo en cuenta que quedan 15 meses para el estreno y que cada semena se filtran fotos, cuando llegue la fecha, habremos visto la película al completo. Da igual, aún así, iremos a verla al cine. Es lo suyo. 

Fotos: Just Jared e Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas