#TeamJulián o #TeamPacino: debate abierto en El Ministerio del Tiempo

Tve1 - Lunes a las 22:00

Cuando comenzó el rodaje de la segunda temporada de El Ministerio del Tiempo, surgieron rápidamente dos preguntas: ¿mantendrá el nivel de la primera temporada? y ¿qué van a hacer con Rodolfo Sancho, si aún estaba rodando Mar de Plástico

Las respuestas llegaron más rápido de lo esperado. Empezando por la segunda, la solución fue enviar a Julián a otra época, para que solucionara su enésima crisis existencial en la serie. En concreto, se fue a la Guerra de Cuba, y allí ha estado media temporada. 

En cuanto al nivel de la serie, no sólo se ha mantenido, sino que por momentos lo ha superado. Los creadores han cubierto a las mil maravillas la ausencia de Rodolfo Sancho, y lo han hecho dando más relevancia a los adorables secundarios con los que cuenta el show: Angustias, Susana Torres, Ernesto, incluso Velázquez, han tenido más peso en los nuevos capítulos. 

amelia-pacino-ministerio-serie-fiebre

No obstante, la partida de Julián, requería la llegada de otro peso pesado que completara el tridente mágico ministérico, junto a Alonso y Amelia. El elegido fue Hugo Silva, cuya llegada al Ministerio ha sido toda una revolución. 

Torete, Vaquilla y Pacino

Silva interpreta a Pacino, un policía de los 80, chuleta, ligón, irónico como pocos y más de barrio que los columpios. Sin necesidad de quitarse la camiseta, Hugo Silva ha construido un personaje que, en pocos capítulos, se ha metido al público en el bolsillo. El actor le ha encontrado el punto a Pacino, personaje que le va como anillo al dedo, y al que ha dado su propia personalidad ministérica

Sus comentarios a destiempo pero acertados, su ética moldeable según le convenga, su punto canalla y, como no, su bigotazo ochentero, han calado entre el público. Si a ello le añadimos su química con Amelia (Aura Garrido) y sus constante intentos de llevársela a la cama, apaga y vámonos. Memorable momento el de Historias para no dormir

sitcom-alonso-pacino

Pero si ha habido momentos en los que Pacino ha brillado, esos han venido cuando compartía secuencia con Alonso (Nacho Fresneda). La idea de compartir piso ha sido, sencillamente, maravillosa. De hecho, los momentos desayuno de los protagonistas, darían para una sitcom a modo de spinoff: Bigotones y solteros anticuados en Madrid

La sitcom de Pacino y Alonso

La lavadora, la tostadora, el momento shopping, los dos días por traslado... Cada capítulo nos ha dejado dos o tres momentos épicos que queremos seguir disfrutando. No obstante, parece complicado.

El presupuesto es limitado y mantener a dos figuras como Rodolfo Sancho y Hugo Silva en plantilla, parece imposible. De hecho, hasta la vuelta de Julián, le habíamos echado poco de menos. Pero en el último capítulo, recordamos lo que nos enamoró de su personaje

amelia-pacino-ministerio-serie

El personaje de Rodolfo Sancho es depresivo, anodino por momentos y llega a poner de los nervios al espectador con su pachorra. Sin embargo, compensa lo malo con su compromiso, su espectacular feeling con su futura-pasada esposa, Amelia Folch, y, sobre todo, con su finísima ironía y sus comentarios por lo bajini.

Si El Ministerio del Tiempo se emitiera en USA, ahora mismo habría una guerra civil declarada al más puro estilo Vengadores. Team Julián y Team Pacino incendiarían las redes sociales y la gente se echaría a la calle para reivindicar lo suyo. Por suerte, aquí somos más pachorrones, estilo Julián, y optamos siempre por la diplomacia... ¿no será posible dejar a los dos personajes?  

Julian-ministerio-tiempo-filipinas

En los próximos capítulos saldremos de dudas. No obstante, y pase lo que pase, nos quitamos el sombrero de Alonso de Entrerríos, ante Pacino, todo un descubrimiento ochentero, a la altura de mitos como Sabrina o Samantha Fox

Fotos: RTVE

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

En los años 80-90 eran decenas y decenas las series de dibujos animados que existían en tan sólo dos canales de televisión. Por supuesto que no tenían la calidad visual actual pero eran divertidos, educativos y muy entretenidos. Seguro que son muchos los que haciendo memoria recuerdan gran cantidad de todos los seres coloreados de esa época.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

A los oídos de María ya había llegado que el acuerdo entre Miriam y Enrique, por el que ambos se iban a embolsar cantidades indecentes de dinero, tenía un punto débil que podía echarlo a perder todo.

Y es que una de las mujeres que se había sometido al estudio de la píldora para aumentar el deseo sexual, no sólo no lo estaba incrementando sino que comenzó a ver cómo su salud iba empeorando hasta tener un fallo hepático que parecía que podría costarle la vida.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Khaled en el anterior capítulo de El Príncipe lo había vuelto a hacer: un truco para que todos creyeran que él estaba del lado de los buenos. O eso es lo que defendía Morey, ya que no creía que el sirio hubiera envenado el agua, sino que era un eslabón más de un engaño estudiado.

Páginas