The Walking Dead 6x16: ¿A quién ha matado Negan?

Y apareció Negan. El tantas veces mencionado nuevo malo de la serie, esperó hasta el último momento de la sexta temporada de The Walking Dead para hacer una aparición memorable. De las que hacen época. 

La que ha sido mejor temporada de la historia de la serie, se cerró con el que apunta a ser mejor malo de la historia de la serie. Negan, de la mano de un excelso Jeffrey Dean Morgan (sí, uno de los personajes que más nos dolió despedir de Anatomía de Grey, ahora es un cabr** con pintas en TWD), dejó a los espectadores con la boca abierta, el culo apretado y con un cliffhanger de los que hacen época. 

TWD-Finale-Negan

Y es que, tras un tedioso capítulo, alargado en más de 20 minutos, que sólo sirivieron para ver como los protagonistas eran capturados por los chicos de Negan. Capturados en plena noche, puestos en fila, de rodillas, y listos para conocer a Negan y su gran amor: Lucille. Su bate con pinchos que sería el gran protagonista de la última escena

Lucille

Tras un bestial speech de 15 minutos, al más puro estilo monologuista, Negan dejó claro que es un badass de cuidado. Lo advirtió: os necesito vivos, para que trabajéis para mí, pero a uno de vosotros le voy a dar una paliza. Y cumplió. La pregunta es, ¿a quién eligió? 

Negan no se decidía, y optó por echarlo a suertes, lo que ayuda a delimitar las posibles víctimas. La última escena nos deja a Negan golpeando a alguien con Lucille, mientras la sangre cae por la cámara. Recurso manido pero efectivo en primera persona, para evitar dar detalles, pero los hubo. 

TWD-Finale-Negan-lucille

Y es que, en esa última escena, se escucha como Glenn balbucea el nombre de Maggie. ¿Será el pizzero quien haya recibido la caricia de Lucille? La otra opción que más papeletas tiene para recibir la paliza es Abraham. Parece que entre uno de los dos estará la cosa, ante la mirada de pánico de Rick, al que pocas veces hemos visto tan impotente

Negan va a ser un malo a la altura, más que el Gobernador, y de la mano de Jeffrey Dean Morgan, tenemos villano para la historia de la televisión. Un malo quien, por cierto, parece hizo buenas migas con Carl. Ojito que le quiere convertir en un serial killer. Y Carl ya estaba en camino a ello. 

Hola, ¿está Carol?

Y mientras la gran mayoría de protagonistas ve peligrar su participación en la séptima temporada, Carol seguía con su absurda cruzada de redención, más cercana a un suicidio que a otra cosa. Encontrada por Morgan, con una herida de gravedad, Carol vuelve a negarse a volver a Alexandria. Cabezota es. 

Se escapa de la vigilancia de Morgan y, casualidades de la vida, se encuentra con el Savior que dejó vivo en la carretera. Éste la inmoviliza y le dispara en pierna y brazo, pero cuando va a rematarla aparece Morgan para romper su estado zen y cargarse al Savior. Ya era hora. Eso sí, le costó disparar. 

TWD-Finale-Negan-carol

Justo en ese momento, aparece un Walker Texas Ranger o algo parecido, precisamente, el dueño del caballo que encontró Morgan a principio del capítulo. Y, casualmente, les ofrece ayuda. Ya tenemos aliados para la próxima temporada, pero también un personaje que ha pasado de molar mucho a lo Carol of Duty, a ser casi prescindible. Miss Peletier, la necesitamos a tope ya. 

Y es que la trama de Carol ha descafeinado una season finale que, seamos sinceros, ha sido Negan, Negan y más Negan. Como parece será la próxima temporada. Sí, la que llegará en octubre. Seis meses hasta que sepamos quién se ha cargado el villano más molón ever. Se admiten apuestas. 

Fotos: AMC

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

En el anterior capítulo de Better Call Saul la fortuna y el trabajo comenzaban a sonreír por fin a Jimmy McGill. Por fin tenía un gran caso ante sus manos y además descubierto por él. Además Sanpiper Crossing, la empresa que será demandada por estafar a los ancianos está contra las cuerdas.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Espectacular con todas las letras el final de la quinta temporada de The Walking Dead. No sólo la season finale, con 104 minutos de auténtico espectáculo televisivo, sino la última tanda de ocho capítulos, en los que la serie ha bajado el ritmo para hablar de lo humano, de lo divino y de lo no muerto, para coger impulso de cara a la nueva temporada. 

Ver resumen Ocultar resumen

Con el olor del incienso, la luz de los cirios y el ruido de las cornetas y tambores suele llegar también el tiempo de las historias bíblicas en televisión. En este caso se aleja de la Pasión de Jesuscristo, del Monte los Olivos, la Crucifixión y viaja al Antiguo Testamento.

Páginas