Un espectador denuncia a David Copperfield y desvela un truco en la demanda

Muchos habrán querido alguna vez ser partícipes de un gran truco de un gran mago. Uno de esos juegos de ilusones que hacen que el espectador pueda llegar a dudar sobre si aquello que contemplan sus ojos es auténtica magia o, al menos, le lleven a cuestionarse, una y otra vez, cómo habrá logrado el mago en cuestión perpetrar la famosa escena. 

Algo así debió de pensar el chef inglés Kevin Cox,  cuando fue escogido para ser uno de los que debía de  participar en uno de los trucos de magia más potentes del archiconocido David Copperfield.

Una actuación en la que consigue hacer desaparecer no a una, ni a dos personas, sino que son 13 las que, a la vez, desaparecen de la escena cuando la varita mágica del mago de Nueva Jersey lo ordena. 

Desmonta el truco de los 13

El truco consiste en que 13 personas, elegidas aleatoriamente del público, se sientan en 13 sillas, suspendidas en una estructura metálica. Cuando la estructura comienza a ganar altura y, llega ya a un punto que el mago cree suficiente, cae sobre ellos una cortina que les tapa. Es ahí cuando el gran truco entra en acción. 

Cuando la cortina vuelve a caer muestra la estructura, las 13 sillas, pero no hay rastro de ninguno de los voluntarios. El público ahí es cuando rompe a aplaudir, emocionados por el gran momento que han vivido. 

Después el mago vuelve a hacer que los voluntarios aparezcan y el público vuelve a aplaudir; aunque en aquella ocasión en la que participó Cox no todo salió a pedir de boca. Y es que más que el tráiler de Ahora me ves 2 pareció un vídeo de sucesos. 

Los abogados de Copperfield lo niegan

Cox relató cómo se desarrollaba lo que los espectadores no veían, algo que le acabó generando una lesión en el hombro por la que se ha tenido que someter a diversas operaciones. 

Según cuenta Cox al Daily Mail, los participantes son obligados a correr a toda prisa para que el truco salga bien. Corren por un pasillo oscuro y en su caso se acabó cayendo. Así lo relata: "No sabías donde debías ir. Era oscuro. Habían manos empujandome en mi espalda. Entonces, cuando di vuelta en una esquina, mi pie tropezó y caí contra el suelo"

Un accidente que no sólo se iba a quedar en secuelas en el hombro, sino que según han alegado sus abogados en la demanda contra Copperfield le ha provocado "un daño cerebral permanente” que le llevó a pasar tres meses hospitalizado y acabar perdiendo su puesto de trabajo. 

Por su parte, los abogados del famoso ilusionista sostienen que las medidas de seguridad se cumplieron, que no hubo riesgo para la integridad física de alguno de los participantes y que los problemas de salud del demandante son anteriores al día del accidente. 

Sea como sea, la batalla legal se prolongará al menos hasta comienzos del próximo año. Eso sí, el truco ya ha sido desvelado. 

Fotos: Gtres/Twitter

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Le han dado el Premio Nacional de Cinematografía. Con todo merecimiento. Porque José Sacristán es un grande de nuestro cine. Un grande del cine mundial. La voz de trueno más hermosa y reconocible. Un icono.

¿Y cuáles son sus mejores trabajos?

Difícil elegir.

Pero he aquí una selección de títulos en los que José Sacristán brilla aunque, incluso, la película sea tirando a mala. Vamos allá.

Ver resumen Ocultar resumen

Ojo, Miley Cyrus, que Black Eyed Peas y Coldplay te adelantan por la derecha. 

Pedro Sánchez ha pasado de recomendar pizzas cojonudas a intercambiar mensajes con lo más selecto de la música mundial. Bueno, y a dirigir un país ante la peor pandemia del último siglo, entre otras cosas. 

De hecho, a raíz de la pandemia, muchos rostros conocidos están reclamando que las vacunas también lleguen a quienes no tienen acceso sencillo a ellas. 

Ver resumen Ocultar resumen

Van camino de 10 años juntos en antena y se nota. 

Sandra Sabatés y Wyoming son mucho más que compañeros. Su asociación, su química y su complicidad se nota en esos momentos en los que se permiten saltarse el guión y demostrar que se conocen como si se hubieran parido. De forma figurada. 

Una muestra de este buen rollo entre ambos la han dado en la edición de este jueves de El Intermedio. 

Páginas