Una ex denuncia a Charlie Sheen... ¡por obligarle a abortar en 2014!

La polémica vuelve a envolver a Charlie Sheen. Una compañera de viaje que ha sido habitual del popular actor, pero que ha cobrado aún más protagonismo desde que hace unos días anunciara que es portador del virus del sida. Las reacciones, en su entorno más próximo, no se han hecho esperar.

Hace unos días, una ex compañera de rodaje amagó con la denuncia. Si bien, en esta ocasión, no se ha amagado sino que ha sido una ex novia la que ha interpuesto una demanda al actor de Dos hombres y medio por obligarle a abortar. Pero no sólo eso. Al parecer, la joven Brett Rossi, ha acusado también a Sheen por asalto, negligencia y angustia emocional. 

sheen-y-rossi

La joven ha informado a TMZ que se había quedado embarazada en abril de 2014 y que, tras anunciar la noticia al actor, este le amenazó con echarla a la calle si no interrumpía el embarazo. Pero la cosa no quedaba ahí. Al parecer Charlie Sheen había argumentado su decisión asegurando que no quería ver como daba a luz a "un niño retrasado" portador del VIH.

Le obligó a abortar, según ella

La actriz porno, de 26 años, ha asegurado que mantuvo relaciones con Charlie Seen en al menos cinco ocasiones antes de que ella descubriese en el botiquín del actor los medicamentos para tratar el VIH, tal y como apunta el portal TMZ.

charlie-sheen-y-brett

Al parecer, la pareja había llegado a un acuerdo por el cual el actor debía pagarle un millón de dólares para evitar la denuncia. Sin embargo, Sheen habría rechazado ese pacto y Brett Rossi, finalmente, le ha denunciado.

Y es que según apunta la actriz porno, Charlie Sheen era una persona agresiva y tuvo numerosos brotes de violencia durante el tiempo que duró su relación: "Me empujó contra un bloque de cemento y rompió una puerta de cristal". Además, era extremadamente celoso con el ex marido de Rossi. Así que esta vez, Charlie puede tener un buen problema judicial. No, esta vez no es un vídeo de un posible desmadre

Las ex novias de Sheen 

Brett Rossi ha sido la última ex pareja del actor que ha hecho pública su reacción ante la noticia de la enfermedad de Sheen, y lo ha denunciado. Pero no la única. 

Bree Olson, otra actriz porno que al parecer mantuvo una relación con el actor, publicó en su perfil de Twitter "Esta situación es muy estresante", refiriéndose a la enfermedad de Sheen. Sin embargo hay otras que han querido salir en defensa de Sheen. La modelo Natalie Kenly, una de sus ex novias, quiso apoyar al actor y aseguró a en Entertainment Tonight que "no es un monstruo". "Él se preocupa por las personas y no le veo capaz de poner en riesgo a las mujeres conscientemente", indicó la joven.

natalie-kenly

Además, la última pareja de Charlie Sheen, Rachel Oberlín, aclaró en su página web personal que no tiene el VIH. 

Y es que quienes de verdad seguían al actor en sus últimos años, conocen de sobra el agitado ritmo de vida de Charlie Sheen. Adicto al alcohol, a las drogas y al sexo. Fumó marihuana por primera vez a los 11 años, pagó una prostituta a los 15 y a los 23 ya era adicto a la cocaína. Una vida marcada por la polémica, matrimonios fallidos, centros de rehabilitación y prostitutas que le pasa ahora factura a uno de los actores más conocidos en todo el mundo.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Elsa Ruiz no puede más. Así lo ha contado en el programa en el que colabora, Sobreviviré: «No estoy pasando una etapa buena emocional y psicológicamente. Estoy con depresión y ansiedad tratándome pero llevo un tiempo que la cosa no mejora», dijo en el programa bajo la atenta mirada, Nagore Robles, presentadora del espacio.

Ver resumen Ocultar resumen

Se puede ser estrella global del cine y las series y conservar cierto grado de compromiso político. Sobre todo cuando tu país se juega estar presidido por un reaccionario que disculpa las brutalidades de la dictadura. Pedro Pascal, el actor de The Mandalorian o Narcos, que se ha puesto (literalmente) la camiseta de Gabriel Boric, candidato de la izquierda a la presidencia de Chile. 

Ver resumen Ocultar resumen

Sí, han pasado cuatro días desde que Pablo Casado se coló, sin darse cuenta (guiño, guiño, pisotón) en una misa homenaje a Franco. 

A quién no le ha pasado que va a coger leche semidesnatada y acaba cogiendo entera; que se va a tomar un algo fresquito el viernes y termina volviendo a casa el lunes por la mañana. 

Más allá de la confusión, hay que reconocer que el asunto ha traído cola y ha acaparado más portadas y reacciones de las que cabría esperar. 

He aquí la versión de 

Páginas