Una muerte en Juego de Tronos dispara la alegría y las burlas de los fans

Si aún no ha visto el tercer capítulo de la sexta temporada de Juego de Tronos es mejor que opte por leer cualquier otro de los artículos que hay en Zeleb Tv.

Si lo ha hecho puede optar por continuar leyendo este y también puede echar un ojo al resumen que hemos elaborado del mismo (Sí, el tablero de Poniente está que arde) .

Y es que en Perjurio ha tenido lugar una de las muertes más esperadas por los seguidores de las historias de George R.R. Martin. No, y no es Ramsay Bolton quien ha perdido la vida.

Jon Nieve ajusticia a sus traidores

De hecho, habría que decir que el bastardo que ahora gobierna Invernalia -pese a su locura- cuentas con más fans de los que muchos podrían prever y con su sadismo y amoralidad está consiguiendo ser uno de esos villanos que acaban cautivando al espectador (como ya hicieron todos estos personajes en su momento) 

Con la resurrección de Jon Nieve era seguro - y más viendo que los habían capturado- que los traidores del lord comandante iban a acabar muertos era  cuestión de tiempo. Hubo que aguardar, eso sí, al final del capítulo. 

Nieve, aún con sus heridas en el cuerpo y más visibles en la cara, camina por el Castilo Negro, portando su atuendo de líder de la Guardia de la noche. Se dirige hacia un patíbulo, donde aguardan cuatro hombres, cuyos cuellos están roedados por una soga. La atención de los espectadores se centra en dos; Sir Alliser y Olly. 

El primero asume que va a morir; ha jugado fuerte por ser el lord comandante; por acabar con Jon Nieve y por ser quien evite que los salvajes crucen el muro. Allí le acompañan dos de sus fieles y Olly.

Sí, Olly es el pequeño al que Nieve protegió durante mucho tiempo, al que ayudó y el que le acabó asestando una puñalada en el corazón. El pequeño vio morir a su familia a manos de los salvajes y eso le martirizó. Tanto que no dudó en matar a Nieve, cuando vio que pactaba con los salvajes. 

 

Un hecho que convirtió al pequeño en un perosnaje odiado, casi al nivel de Joffrey Baratheon. E incluso, por algunos, más. Los hay que no le perdonaban que hubiera matado a Ygritte. Por él, los dos enamorados ya no estarán juntos; aunque en la vida real si parece que el amor florece entre ellos. 

Así que cuando el pequeño muere ahorcado, las reacciones en las redes no se hicieron esperar. El personaje más odidado de la serie acababa de morir. Algunos le dibujan lágrimas en su cara; otros le veían en un centro de la diana. Aunque el mejor resumen lo hizo un tuitero al decir que: "Juego de Tronos es la única serie en la que te alegras al ver morir ahorcado a un niño".

Fotos: Redes sociales, HBO

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta ha sido lanzada por Quique Peinado en un tuit con su correspondiente errata (¡ningún tuit perfecto!). Pero se entiende lo que quería transmitir. Y claro que lo ha entendido el personal. El propio Quique Peinado mencionaba Dawson crece como ejemplo de serie con protagonista involuntariamente idiota. O sea, en el guión tenía que ser el bueno, el admirado, el papel positivo, el personaje principal al que venerar.

Y no.

Caía mal.

A Quique Peinado al menos. Y hay más ejemplos

Páginas