Val Kilmer podría tener un cáncer terminal, aunque él lo niega

Ya se había conocido con anterioridad que Val Kilmer se encontraba en un estado de salud complicado, pero en los últimos días corrió como la pólvora una información de Ok Magazine en la que se advertía de que el actor, de 55 años, que dio vida a El Santo -entre otros- había pasado a recibir cuidados paliativos. 

Pero fue el propio Kilmer,quien a través de su cuenta de Facebook, desmintió que tal cosa se ajustara a la verdad. Así dijo que: "Hay un rumor de que estoy mal de nuevo y en el hospital, lo cual es totalmente falso. Fui al hospital para revisar que no tengo ningún tumor o una infección de cualquier tipo"

Sin embargo, los medios estadounidenses insisten en publicar informaciones que hablan del delicado estado de salud del actor, dando por falso, por tanto, el comunicado que en las redes sociales mostró Kilmer. 

Kilmer desmiente a los medios

De esta forma,se han publicado noticias como la escrita en Radar Online, donde citando a una fuente del hospital donde se le atendió, indica que cuando Kilmer llegó al centro lo hizo sin poder hablar y que después se le colocó un tubo de traqueotomía y se le hicieron más pruebas con otras máquinas. 

Así que esta contradicción entre las versiones puede estar en consonancia con otras nociticas provenientes de Estados Unidos. En las mismas se indica que lo que sucede es que el actor, que fue compañero de Tom Cruise en Top Gun y que intepretó a un Batman no muy valorado, se está negando a recibir un tratamiento para luchar contra la enfermedad. 

El motivo de tal negativa es debido a su religión. Kilmer es practicante de la Ciencia Cristina que entre sus preceptos tiene practicar la meditación cuando se afrontan este tipo de dolencias. En lugar de luchar con armas como la quimioterapia o la medicación. 

Él, en todo momento, ha negado tanto esto último como que padezca cáncer alguno. Viendo las distintas publicaciones algo suena extraño. No hay que olvidar que desde el pasado mes de febrero se ha venido diciendo que el actor tenía dicho cáncer. 

De hecho, fue la propia madre de Val Kilmer, Gladys Leach, quien confirmó que el actor había sido diagnosticado de un cáncer de garganta e, incluso, se la había practicado una traqueotomía. 

Se podría negar a la quimio por su religión

Sea como fuere, el estado de salud del actor sigue en el punto de mira y hay algo extraño en todo el asunto. Por mucho que él haya salido a desmentir las noticias esas siguen estando ahí. Y cada cierto tiempo se suman nuevas informaciones que hablan sobre el agravamiento de su cáncer. 

Es cierto que en el tuit de OK Magazine se veía una fotografía en la que la apariencia física de Kilmer no era la mejor. Lo cual hizo aún más creíbles esas informaciones. Al actor se le ve lejos de tener un estado muy saludable, aunque él diga lo contrario. 

Sólo el tiempo podrá demostrar si es cierto lo que los medios americanos están publicando o en cambio es él quien dice la verdad. Lo que si parece abierto es el debate entre religión y medicina.

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Hablar de expectación es quedarse muy corto. La portada de Interviú que llevan días anunciando, por fin ha salido a la calle y, las cosas como son, colas no había en los quioscos, pero que nadie dude que se va a agotar. Pero, ¿quién salía en dicha portada? Pues una de las parejas televisivas de los últimos años: Kiko Matamoros y Makoke. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Y en ésas que un día cualquiera coges tu coche y cuando vas a aparcar, ves un cartel que te impide aparcar. No sólo a ti, sino también a toda tu familia. Curioso, ¿verdad? Pues es lo que le ha pasado recientemente al clan Kardashian en California. Tal cual. 

Sólo de pensar la cara que habrá puesto Kim o Kanye West al ver los carteles que rezaban No Kardashian Parking Anytyme. Completa poker face para el recuerdo que, a buen seguro, veremos en alguno de sus tropecientos realities. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Allí Abajo ha entrado en la parrilla televisiva como un elefante en una cacharrería: a lo bestia y haciendo mucho ruido. No en vano, el piloto de la serie se ha convertido en el mejor de ficción de los últimos 20 años. La serie de Atresmedia reunió la nada desdeñable cifra de 6,3 millones de espectadores, y una cuota de pantalla del 32’4% tras emitir el primer capítulo de manera simultánea en Antena 3, Neox y Nova. Una brutalidad histórica. 

Páginas