Val Kilmer podría tener un cáncer terminal, aunque él lo niega

Ya se había conocido con anterioridad que Val Kilmer se encontraba en un estado de salud complicado, pero en los últimos días corrió como la pólvora una información de Ok Magazine en la que se advertía de que el actor, de 55 años, que dio vida a El Santo -entre otros- había pasado a recibir cuidados paliativos. 

Pero fue el propio Kilmer,quien a través de su cuenta de Facebook, desmintió que tal cosa se ajustara a la verdad. Así dijo que: "Hay un rumor de que estoy mal de nuevo y en el hospital, lo cual es totalmente falso. Fui al hospital para revisar que no tengo ningún tumor o una infección de cualquier tipo"

Sin embargo, los medios estadounidenses insisten en publicar informaciones que hablan del delicado estado de salud del actor, dando por falso, por tanto, el comunicado que en las redes sociales mostró Kilmer. 

Kilmer desmiente a los medios

De esta forma,se han publicado noticias como la escrita en Radar Online, donde citando a una fuente del hospital donde se le atendió, indica que cuando Kilmer llegó al centro lo hizo sin poder hablar y que después se le colocó un tubo de traqueotomía y se le hicieron más pruebas con otras máquinas. 

Así que esta contradicción entre las versiones puede estar en consonancia con otras nociticas provenientes de Estados Unidos. En las mismas se indica que lo que sucede es que el actor, que fue compañero de Tom Cruise en Top Gun y que intepretó a un Batman no muy valorado, se está negando a recibir un tratamiento para luchar contra la enfermedad. 

El motivo de tal negativa es debido a su religión. Kilmer es practicante de la Ciencia Cristina que entre sus preceptos tiene practicar la meditación cuando se afrontan este tipo de dolencias. En lugar de luchar con armas como la quimioterapia o la medicación. 

Él, en todo momento, ha negado tanto esto último como que padezca cáncer alguno. Viendo las distintas publicaciones algo suena extraño. No hay que olvidar que desde el pasado mes de febrero se ha venido diciendo que el actor tenía dicho cáncer. 

De hecho, fue la propia madre de Val Kilmer, Gladys Leach, quien confirmó que el actor había sido diagnosticado de un cáncer de garganta e, incluso, se la había practicado una traqueotomía. 

Se podría negar a la quimio por su religión

Sea como fuere, el estado de salud del actor sigue en el punto de mira y hay algo extraño en todo el asunto. Por mucho que él haya salido a desmentir las noticias esas siguen estando ahí. Y cada cierto tiempo se suman nuevas informaciones que hablan sobre el agravamiento de su cáncer. 

Es cierto que en el tuit de OK Magazine se veía una fotografía en la que la apariencia física de Kilmer no era la mejor. Lo cual hizo aún más creíbles esas informaciones. Al actor se le ve lejos de tener un estado muy saludable, aunque él diga lo contrario. 

Sólo el tiempo podrá demostrar si es cierto lo que los medios americanos están publicando o en cambio es él quien dice la verdad. Lo que si parece abierto es el debate entre religión y medicina.

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

De momento, parece que la labor como nuevo director de la Oficina del Español en Madrid incluye, entre sus quehaceres diarios, tuitear. Incluso aunque sean bulos. 

Que Toni Cantó se ha adaptado rápidamente a la idiosincrasia del Partido Popular es algo que no sorprende a nadie. Sí lo hace el hecho de que esté todo el día en redes sociales, en vez de tratando de convertir Madrid en la capital mundial del castellano. Sobre todo viendo que Salamanca viene pegando fuerte esta temporada. 

Ver resumen Ocultar resumen

Resulta que este jueves, a las 19:00 horas, Íñigo Errejón va a conceder una entrevista a Amarna Miller para el programa Este es el Mood (EEEM!)

Resulta que ese programa se emite en el canal de Youtube de Badoo, la famosa app de citas. 

Resulta también que Amarna Miller trabajó, hace ya tiempo, como actriz porno. 

Ver resumen Ocultar resumen

Es posible que, de las muchas burradas que ha dicho Pablo Casado desde que está en la oposición, criticar que los ministros sean elegidos a dedo, sea la más vergonzosa de todas. 

No obstante, si algo ha dejado claro el líderl del PP, es que para él no hay líneas rojas. Y si las hay, hace tiempo que traspasó todas, con una naturalidad que asusta. 

Eso sí, este tipo de declaraciones trae aparejado el hecho de que con un sencillo tuit te pinten la cara

Páginas