Velvet baila Thriller (sí, el de Michael Jackson)

Black Friday. Pero no de los viernes negros en los que los muertos se levantan de sus tumbas. O sí. Tengan cuidado porque un grupo de zombies podrían atacar en esta jornada las mejores boutiques de su ciudad. Galerías de moda, en las que una se siente como si fuera Pretty Woman después de haberle dicho cuatro cositas (con la ayuda de Richard Gere, como no) a la dependienta tiquismiquis del pelo raro.

Algo como las Galerías Velvet. Con Paula Echevarría cogiendo el bajo de tu pantalón, Miguel Ángel Silvestre mirando todo desde lo más alto de la tienda y tú sintiéndote como una princesa.

Pero ojo que las cosas no son como una las preparaba. La historia del cuento puede cambiar. Porque en el universo Velvet nada es lo que se parece (que se lo digan al postizo del personaje de Paula, por ejemplo) y los que parecían vivos pueden estar muy muertos. Lo explican ellos mismos con este vídeo, a lo Michael Jackson y a ritmo de Thriller. Porque si los Backstreet Boys podían marcarse una terrorífica coreografía en el vídeo de Everybody, Paula también puede.

ojo-a-michael-jackson...-esto-es-thriller,-amigos

Y Asier Etxeandía, Adrián Lastra, Manuela Velasco, Marta Hazas, Amaia Salamanca, Miriam Giovanelli y Peter Vives, o lo que es lo mismo, la familia Velvet (casi) al completo. Porque todos ellos (y alguno más) se han marcado un dubsmash que, incluso, cuenta con grandes momentos de la coreo zombie que tantas alegrías le dio al bueno de Jackson. Un pasito para la derecha y, otro, para la izquierda; y movimiento de brazos como si estuviéramos muertos del todo (o no casi) y nos entraran unas ganas tremendas de bailar (o poseídos por el ritmo ragatanga, según se mire).

Esta va a ser una noche de travesura

Porque los chicos y chicas de Velvet molan. No son unos protas de un drama al uso. En su último capítulo se han vestido de negro para (casi) despedir al pobre don Alberto Márquez y, cuando el director dice eso de "corten", ellos se vienen arriba. Porque lo mismo se marcan un diálogo antológico de culebrón (con escena de tortazo incluido, por cierto) que quedan para tomarse algo en el Pausa, el local de copas de la serie estrella de Antena 3. Y ellas se arreglan y se ponen así de monas:

las-chicas-de-velvet-en-el-pausa-(antes)

Para, después, acabar como unas celebs de esas a las que se le va el agua con misterio, la noche les confunde y piden un taxi para que les lleven a casa porque esa ha sido una noche de (demasiada) travesura.

las-chicas-de-velvet-en-el-pausa-(despues)

Toma chapuzón, MAS

Y luego pasa lo que pasa, que acabamos de fiesta en la piscina. Con Miguel Ángel Silvestre calado hasta los huesos y con Paula Echevarría con carita de "te lo mereces, y lo sabes". Sin el dedo acusatorio de Julio Iglesias pero con la misma mueca de satisfacción en su carita.

miguel-angel-silvestre-calado-tras-caer-a-la-piscina

Esto es la vida en Velvet cuando se apagan los focos y, en Zeleb, nos encanta.

Fotos y Vídeo: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Historias para no dormir fue una serie dirigida y realizada por Chicho Ibáñez Serrador, que adaptaba obras literarias de terror, misterio, ciencia ficción o suspense​ de autores como Ray Bradbury, Edgar Allan Poe o Robert Arthur. Se emitió entre 1966 y 1982 y consiguió revolucionar la televisión en España, atreviéndose a sumergirse en el terror y la ciencia ficción como si fuese el mismo Hitchcock.

Ver resumen Ocultar resumen

El próximo 29 de octubre, la plataforma de streaming Filmin debuta en esto de producir series originales con Doctor Portuondo, la ficción con tintes autobiográficos del director Carlo Pardial.

Ver resumen Ocultar resumen

No están tras la cámara en modo realización sino produciendo pero su sello resulta inequívoco. Los Javis han sumado fuerzas con Ana Rujas y Claudia Costafreda y el resultado (presentado en el Festival de San Sebastián) es Cardo, una serie en femenino que cuenta la historia de una treintañera en crisis, disconforme con su vida, su físico y el mundo que le rodea, que toma como causa la defensa de una floristeria en peligro.

Páginas