Najwa Nimri en 'Insiders': presentando un reality para Netflix

Después de dar el pelotazo con sus papeles de Alicia Sierra en la última temporada de La casa de papel y Zulema en Vis a Vis, Najwa Nimri vuelve a sorprendernos al conducir por primera vez un reality. Y se trata nada más y nada menos que del primero que produce Netflix, Insiders, que es de todo, menos convencional.

Y es que no tenemos ni idea de qué va el programa, pero con esa presentadora, tendrá caña, y mucha.

Según nos ha adelantado Netflix, este es un programa en el que el espectador descubrirá una nueva forma de contar la realidad, una innovadora experiencia televisiva en la que un grupo de personas anónimas se ha apuntado a un casting masivo, que además sigue abierto, sin tener la menor idea de lo que les espera. Es una de las máximas de Insiders. Y, cuando lo sepan, si lo cuentan, están fuera.

Producido por iZen para Netflix, contará con un total de 60 cámaras, 23 de ellas de calidad cinematográfica, para filmar este experimento televisivo donde cualquier cosa puede pasar. La última fase del casting tendrá lugar en Madrid en el mes de mayo. Insiders apuesta por un nuevo formato en el que cualquiera puede participar y cuyo premio final asciende a 100.000 euros, pero una vez dentro, el premio será lo de menos. 

Está claro que, con Najwa Nimri como conductora, cualquier cosa puede pasar en este reality. Su fama de provocadora se incrementó reciéntemente, con su salida de tono con la prensa en las puertas de la estación de Atocha, cuando estuvo a punto de agredir a un grupo de periodistas.

Pero no ha sido esta la única salida de tono de la intérprete, que en la gala de los Premios Feroz de 2019, se la pudo ver fumando y bebiendo en la alfombra roja.

Pero bueno, vamos a dejar a un lado sus salidas de tono, para hablar de sus dos últimos personajes con los que más éxito ha cosechado últimamente y que parecen que marcan la línea sobre la que se moverá en Insiders: Alicia Sierra y Zulema.

Najwa actúa tan bien, que ha conseguido que odiemos visceralmente a una embarazada que acaba de perder a su marido de un cáncer de páncreas fulminante. Y mira que es difícil no empatizar con algo así. Pues ella ha logrado que hasta el más piadoso quiera que esta mujer, la negociadora Alicia Sierra de la última temporada de La casa de papel, sufra lo indecible. Tortura a Río, lleva al hijo de Nairobi hasta el Banco de España para conseguir pegarle un tiro a la atracadora... ¡odiamos hasta su forma de comerse una piruleta!

¿Y qué me decís de Zulema, de Vis a Vis? No hay mayor maldad que la suya. Bueno, quizá la de Anabel, porque iba de mosquita muerta, pero esa ya recibe lo suyo, al menos Zulema iba de frente. Pero nada, no había manera de que se muriera, siempre volvía para intentar matar a Maca. Por eso no entendimos ese giro de guión en el que se hacen amigas. Pero oye, suponemos que en la cárcel, los sentimientos de magnifican, como en Gran Hermano.

Aunque desde Netflix no digan absolutamente nada, nos da la ligera sensación de que Nawja va a tener que volver a interpretar un papel parecido en su nueva faceta de presentadora de reality. Y es que ahora se llevan las presentadoras bordes, pero con corazoncito, como Mónica Naranjo y Sandra Barneda en La isla de las tentaciones.

Veremos si Nawja es capaz de sacar su corazoncito, porque la bordería la clava.

ADEMÁS: 'Confianza ciega': el reality que se anticipó a su tiempo

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Páginas