"No es cultura, es psicopatía": Dani Rovira, contundente contra las becerradas

Rotundo el actor Dani Rovira sumándose a la iniciativa de PACMA que exige acabar con las becerradas celebradas en El Espinar (Segovia). Con un directo "no es cultura, es psicopatía", el andaluz utiliza las redes sociales como altavoz para denunciar este "esperpéntico festejo" en la que "los quintos y las pandas acuchillan hasta la muerte a pequeños becerros de apenas unos meses de vida".

Unos pequeños e inocentes animales que, tal y como apuntan desde PACMA, "no abultan más que un mastín y a los que ni siquiera les han crecido los cuernos".

Festejo que, además, se celebra en El Espinar entre "música y alcohol" y en donde los vecinos de este municipio segoviano "celebran su mayoría de edad con un macabro ritual de sangre, tortura y muerte".

Recogida de firmas

Un claro ejemplo de tortura animal que, aún en 2019, sigue sucediéndose en nuestro país y ante el cual, en PACMA, han creado una recogida de firmas para acabar con ello. "No vamos a parar hasta acabar con las becerradas", aseguran. "El sufrimiento de un animal, su miedo, su sangre y arrebatarle la vida no son cuestiones festivas".

Hasta la fecha, PACMA ha conseguido superar la barrera de las 57.000 firmas exigiendo el fin de este "festejo". Tú también puedes sumarte a la causa pinchando aquí.

ADEMÁS: Pérez-Reverte, contundente contra el abandono animal

Fotos y Vídeo: Twitter y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Françoise Hardy, la cantautora, modelo y actriz francesa de 77 años, ha vuelto a la primera línea de la controversia como lo hizo en su juventud al luchar por el aborto o los anticonceptivos. Esta vez ha abogado abiertamente por la eutanasia al sentir que se encuentra en el final de su vida. Quiere el suicido asistido. Pide morir dignamente.

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos ante una mujer peleona y de fuertes convicciones feministas y progresistas así que no es tan raro que Sara Sálamo se halle muy habitualmente en el centro de diversas controversias. Es actriz pero también ser humano libérrimo con opinión propia y, además, no tener miedo a expresarla.

Ver resumen Ocultar resumen

Nos guste o no el fútbol, a veces miramos El Chiringuito porque es una especie de concurso de histrionismo con algunas figuras cuya capacidad de delirio resulta apabullante.

Es el caso, por supuesto, de Tomás Roncero, madridista hasta la médula y a quien la marcha de Sergio Ramos le trae a mal traer.

Y, naturalmente, había que exhibirlo en la televisión, que para eso está.

He aquí el momento.

Páginas