Patricia Espejo le ha escrito una canción a su gato Yoga

Un 21 de julio que podía haber sido como cualquier otro día, la cómica Patricia Espejo se encontró un gatito y decidió llamarlo Yoga. ¿Por qué? "Porque era el Día Internacional del Yoga. Así de simple soy". 

Ha sido la propia Patricia Espejo quien ha contado esto en Late Motiv, el late night de Movistar+. 

Y lo ha contado porque, además de "hacerme mucha compañía durante el confinamiento", resulta que la cómica le ha compuesto una canción a su mascota. 

ADEMÁS: ¿Sabes cómo se conocieron Camilo y Evaluna?

Al más puro estilo Phoebe Buffay, guitarra en mano incluida, Patricia Espejo no sólo ha pedido a la banda del programa que cuanto ella dijera Yoga, ellos maullaran para que Yoga entendiera la canción. Eso sí, antes de arrancar ya advertía: "no sé cantar ni tocar la guitarra". No le ha hecho falta para petarlo. 

El resultado no ha podido ser más satisfactorio. 

"Yoga ocupas un sitio en mi corazón, también ocupas entera toda una habitación; Yoga jamás lo hubiera pensado, cuidar tanto de algo que ni siquiera me he follado; Yoga me he gastado más contigo en veterinario que lo que me gasté con mi último novio con el que estuve dos años". 

ADEMÁS: Los Premios Feroz en imágenes

Y ya que estaba con la guitarra en la mano, Patricia Espejo ha culminado la canción por todo lo alto, con un consejo genérico para quien quiera cogerlo. "Si te sientes solo y con falta de cariño, adopta un gato, no busques novios y niños". Ahí queda eso. 

Fotos y vídeo: Movistar+


Ver resumen Ocultar resumen

"He llegado a consumir casi dos gramos diarios"

Ver resumen Ocultar resumen

De eso que Ana Milán entra en Amazon, buscando un set de yoga y encuentra uno, a muy buen precio, que se presenta como "Set de Yoga de 24 piezas para la salud, la forma física y todos tus deportes". 

Bien. 

Mira el precio, vale 36,99 euros. 

Bien. 

ADEMÁS: Famosos y famosas que han sido estafados

Ver resumen Ocultar resumen

Iker Jimenez siempre ha sido un apasionado de lo oculto, de lo paranormal, desde que leyera un libro sobre ovnis en la biblioteca de su tío, hecho que coincidió con una noticia periodística sobre el avistamiento de ovnis en la provincia de Álava en 1984, cuando tenía 11 años.

Páginas