A Pérez-Reverte le limpian los libros antes de firmarlos y la gente opina

Poco a poco, tras muchos meses de pandemia, el mundo va volviendo a la normalidad

El público vuelve a los estadios, las terrazas incrementan su aforo y el espacio que tenían y mucha gente opta por no llevar mascarilla en exteriores. 

A estos hechos, ahora casi extraordinarios, hay que sumar muchos más, entre los que se incluyen las firmas de libros. 

Firma Arturo Pérez-Reverte en la Feria del Libro y hay a quien le llama la atención que cada volumen, antes de ser sometido a la rúbrica de don Arturo, pase por una persona que le limpia la portada pertinentemente. 

Una firma que no ha pasado desapercibida para nadie por el motivo que puede verse en la imagen: lo de pasarle un trapo (suponemos) para dejar la novela libre de virus.

A priori, todo un detalle a favor de la prevención y una anécdota llamativa porque no fue algo que se hiciese con todos los autores en la Feria del Libro. 

Luego estuvieron quienes señalaron alguna contradicción: si había limpieza de entrada, debiera haberla habido de salida.

Y es que, como apuntaba un tuitero, lo lógico es que si le limpian el libro para firmarlo, también se limpie al devolverlo

No obstante, el detalle más llamativo y en el que, lógicamente, todo el mundo reparaba, era la ausencia de mascarilla por parte del autor. Cierto es que en el suelo había una marca en la que los lectores se quedaban pero, no menos cierto es que en el vídeo de 7 segundos que se ha viralizado, tanto Arturo Pérez-Reverte como la lectora acercan cabezas quebrandando ese metro y medio fatídico. 

Con la vacuna de por medio, es normal que se vaya perdiendo el miedo pero ya que toman la medida extraordinaria de contratar a alguien para que limpie los libros, que completen el círculo de la prevención con el resto de medidas.

ADEMÁS: La confusión palmera de Paula Echevarría

Fotos y vídeo: Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

El expolítico de Ciudadanos (C’s) Marcos de Quinto,  el presidente de Naturhouse Félix Revuelta y el empresario del sector de los medios de comunicación Juan Francisco Zambudio unieron fuerzas (y dinero) para crear su propia cadena de televisión: La Séptima. Una cadena (muy) de derechas porque, al parecer, no hay casi medios situados en ese espectro político.

Ver resumen Ocultar resumen

Ni es clickbait, ni es falso.

David Broncano ha lesionado a Jorge Ponce con una barra de pan.

Vamos, de un barrazo.

Ver resumen Ocultar resumen

Pablo Iglesias, Jose Manuel García Margallo y Carmen Calvo han pasado de la agitada agenda y vida de la primera línea política, a las sosegadas tertulias radiofónicas de la mano de la Cadena SER.

Además, lo han hecho como un tridente con una inesperada química, a pesar de sus claras diferencias de pensamiento, con más química que el Tricicle, convirtiendo su El Ágora de Hora 25, su sección de todos los lunes, en una cita imprescindible con las ondas.

Páginas